Más noticias

Ley liberará hasta 33% de salarios a endeudados

Un empleado que devengue un salario mensual de L10,000 y pague L6,000de deuda, tendrá una liberación en su sueldo de L2,000, según el decreto.

OPCIÓN. Los beneficiados podrán escoger la institución con la que quieran consolidar sus deudas. Fotos: Andro Rodríguez.
OPCIÓN. Los beneficiados podrán escoger la institución con la que quieran consolidar sus deudas. Fotos: Andro Rodríguez.

TEGUCIGALPA.

La Ley de Alivio de Deuda para los Trabajadores presentada al Congreso Nacional por el Poder Ejecutivo permitirá que los empleados del Gobierno y del sector privado, quienes están altamente endeudados, disminuyan entre un 22% y un 33% el pago que hacen a sus acreedores, según datos dados a conocer a varios miembros de la junta directiva del Legislativo.

De acuerdo a ejemplos presentados por una comitiva del Ejecutivo, un trabajador que tenga un salario mensual de 10,000 lempiras y actualmente está pagando por una o diferentes deudas 6,000 lempiras, solo pagaría 4,000 lempiras, lo que le permitirá disponer de 2,000 lempiras más.

Otro propósito de la Ley de Alivio de Deuda de los Trabajadores es facilitar el camino para canalizar créditos de vivienda a tasas razonables.

En el caso que un empleado devengue un salario de 15,000 lempiras mensuales y tenga deducciones de 9,000, con dicha ley solo pagaría 6,000 lempiras, logrando de esa forma una liberación de 3,000 lempiras de su salario.

El alcance de la ley es amplia, y la clave está en lograr una reducción de intereses y extender los plazos de pago en préstamos contraídos con diversos acreedores.

El objetivo de esta ley es beneficiar a los trabajadores con alto endeudamiento.

Mauricio Oliva, presidente del Legislativo

Beneficiados. De acuerdo al proyecto, el número de beneficiados con la ley oscila entre 900,000 y un millón de trabajadores, los que podrán consolidar deudas con los bancos del sistema financiero, cooperativas, financieras y varios institutos de previsión social.

Las readecuaciones de deudas también se podrán hacer con prestamistas no bancarios. La ley también abarca a empleados que sin estar sobreendeudados, podrán consolidar sus saldos.

fp-alivio-180719 (26)(800x600)
Un gran sector de trabajadores de la microempresa serán beneficiados con la ley.

Con la ley que el Congreso Nacional se comprometió a discutir a la brevedad posible se autorizará a las entidades reguladas por el Estado a deducir por planilla las cuotas correspondientes a las obligaciones crediticias que pacten los trabajadores de las instituciones de los sectores público y privado. Las deducciones también podrán hacerse sobre cualquier otra garantía que autoricen los empleados para tal efecto.

Los trabajadores, una vez que tengan consolidadas sus deudas, podrán aplicar a otros préstamos derivados de la ley, siempre y cuando acrediten su capacidad de pago; no obstante, en ningún caso la disponibilidad neta del trabajador podrá ser inferior del 40% del salario nominal mensual.

Para los fines antes descritos, las entidades financieras podrán establecer requisitos de contratación de seguros de desempleo u otra cobertura que pueda ser aplicable como garantía adicional, con el debido consentimiento del trabajador.

Porcentaje de endeudados. De acuerdo a los datos presentados en el Legislativo, el 40% de los trabajadores del sector público y el 38% del privado tienen comprometido entre el 60 y 100% de su salario.

En promedio, el 52% de los trabajadores tienen comprometido su salario con deudas formales, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), y presentados por la Secretaría del Trabajo. Según los datos dados a conocer en el Legislativo, el promedio de los salarios de los empleados del sector público es de 12,876 lempiras y el de los privados es de 6,201.

Entre tanto, el promedio de endeudamiento de los trabajadores del sector público es de 6,696 lempiras y el de los privados es de 3,224.

En lo referente al salario comprometido, según datos del servicio civil, de 61% a 80% de los trabajadores del sector público, tienen comprometido el 22% de su sueldo. En el caso de los trabajadores privados, que suman 1.5 millones de personas, de 61% a 80% tienen comprometido el 25% de su salario.

fp-alivio-180719 (6)(800x600)
La ley abarca a todos los empleados que les pagan por planilla.

Plazos de pago. En una comunicación con LA PRENSA, el ministro del Trabajo, Carlos Madero, expresó que algunas instituciones que manifestaron su interés de participar en la consolidación de deudas, anunciaron que otorgarán plazos de pago de entre siete y 10 años y tasas de interés que fluctuarán entre 14 y 17%.

Madero expresó que los intereses bajarán porque la ley creará una alta competencia.

Las tasas de interés las fijará el propio mercado”, señaló el funcionario.

Madero detalló que un estudio reflejó que uno de cada dos trabajadores del sector público está altamente endeudado.

Esto es crítico porque en promedio, los empleados públicos ganan el doble o un poco más que los trabajadores privados”, señaló el ministro Madero.

Si en el sector público uno de cada dos trabajadores está endeudado, es probable que en el privado el 80% de empleados tenga deudas que absorben la mayor parte de su sueldo, dijo el funcionario.

Madero detalló que en Honduras hay alrededor de 1.8 millones de personas asalariadas y son los que tendrán el derecho de aprovechar la ley.

El funcionario indicó que después de que se apruebe la ley de alivio se creará la figura de billetera electrónica, para personas que no les pagan por planilla, sino con otros instrumentos de pago como cheques y otros, de manera que ellos también tengan el beneficio de readecuación de deudas.

El ministro explicó que de acuerdo a la ley, el trabajador que decida consolidar sus deudas tendrá el derecho de escoger la institución que desee, independientemente del ente financiero donde le paguen su salario por planilla.

“Esto es muy importante, porque para que funcione el sistema de mercado, el interesado debe tener el espacio para aplicar por una consolidación donde él quiera”, enfatizó Madero.

Explicó que la ley crea una figura que se denomina botón de pago que estará regulado por la Comisión Nacional Bancos y Seguros (CNBS), para un mayor control del esquema de alivio.

El decreto cuenta con el apoyo de tres sectores:La Ley de Alivio de Deuda está diseñada, entre otros fines, para que los empleados se liberen de compromisos financieros y logren un mejor ambiente de trabajo.

Obligaciones de los trabajadores:

1-Acreditar a las entidades financieras los acreedores con los cuales mantienen una obligación crediticia.

2-Presentar toda la información que las entidades financieras establezcan para otorgar sus productos financieros.

3-Notificar al empleador cualquier obligación derivada de la presente ley, a partir de la suscripción del contrato crediticio.

4-Notificar a cada empleador de sus obligaciones preexistentes con las instituciones del sistema financiero.

5-Cumplir con el pago puntual de las obligaciones adquiridas, aún en los casos en que en el futuro no trabaje con un empleador que le pague por planilla a través del sistema financiero nacional o durante conflictos legales.

6-Otras establecidas en la presente ley y contrato de crédito.

Obligaciones de los empleadores:

1-Emitir constancias de trabajo con todas las deducciones al trabajador.

2-Deducir por planilla las cuotas de acuerdo al plan de amortización establecido entre el trabajador con cualquiera de las instituciones financieras de acuerdo a los beneficios de la presente ley, previa notificación y autorización escrita del trabajador.

3-El empleador queda obligado a retener el valor de la cuota del crédito (s) y enterarla (s) a las instituciones financieras, en los primeros diez días después de haber realizado las deducciones a que se refiere esta ley.

4-Hacer las deducciones para la aplicación de las garantías para el cumplimiento de las obligaciones financieras de los trabajadores.

5-Notificar a las instituciones financieras, la terminación de la relación laboral con el trabajador.

6-Otras establecidas en la presente ley.

Obligaciones de instituciones financieras:

1-Las entidades financieras que otorguen financiamiento estarán obligadas a cancelar los saldos adeudados de acuerdo al detalle presentado por los trabajadores directamente a los acreedores.

2-Reportar a los patronos los planes de amortización suscritos con los trabajadores que accedan a los productos financieros, en un plazo no mayor de quince días, contados a partir de la suscripción de la obligación crediticia.

3-Promover la educación financiera a los trabajadores beneficiarios, mediante campañas coordinadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (Cbns) y la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (Ahiba).

4-Proporcionar toda la información requerida a la Secretaría de Trabajo, para la verificación del cumplimiento de las disposiciones de la presente ley a través de la Comisión de la Cnbs.

Decreto ayudará mucho a los trabajadores endeudados

TEGUCIGALPA. El titular de la Central General de Trabajadores (CGT), Daniel Durón, se pronunció a favor de la Ley de Alivio de Deuda para los Trabajadores, porque permitirá un respiro financiero a miles de empleados a nivel nacional.

“Hay una cantidad enorme de trabajadores que tienen problemas gravísimos de endeudamiento a altas tasas de interés”, dijo Durón a LA PRENSA.

El dirigente señaló que en algunos casos los trabajadores no pueden cubrir sus necesidades básicas con lo que les queda después de todas las deducciones.

Indicó que en el caso del Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), el cual está dirigido por trabajadores, empresa privada y el Gobierno, tiene un proyecto en marcha para ayudar a los trabajadores a consolidar sus deudas a tasas de interés razonables. Durón manifestó que la liberación de fondos también permitirá a los empleados públicos y privados aumentar su capacidad de compra que ha sido duramente afectada en los últimos años.

El dirigente sindical recomendó que en la ley deben crearse los candados necesarios para que un trabajador que consolide sus deudas, no adquiera nuevos compromisos financieros que reduzcan de nuevo su salario. También sugirió que se regule más a fondo las políticas de endeudamiento con tarjetas de crédito.