Más noticias

Cohep: Unos L1,500 millones serán invertidos gracias a nuevo decreto

La derogación que hizo el Congreso del anterior decreto, que eliminaba créditos fiscales por ISV, “trae seguridad jurídica al país”, afirmó Juan Carlos Sikaffy, presidente del Cohep.

Postura. Presidente del Cohep le pide al SAR no ser inquisidor y transformar el sistema tributario en un modelo de incentivos.
Postura. Presidente del Cohep le pide al SAR no ser inquisidor y transformar el sistema tributario en un modelo de incentivos.

SAN PEDRO SULA.

El sector privado calificó como “una acción puntual para reactivar la economía” la derogación que hizo el Congreso del decreto 98-2018, el cual eliminaba los créditos fiscales por el impuesto sobre ventas (ISV).

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) explicó que el decreto 98-2018 provocó que muchos de los obligados tributarios regularizados perdieran sus créditos fiscales obtenidos por pagos anticipados del impuesto sobre ventas, causando incluso una obligación de tener que pagar el impuesto que se había anticipado más las sanciones correspondientes, lo cual causaba requerimientos de pago por parte del Servicio de Administración de Rentas (SAR) que eran indebidos y que no correspondían.

El Cohep además señaló que esa interpretación también originó que los valores a favor de los obligados tributarios por pagos en exceso del impuesto sobre la renta no se pudieran arrastrar a los siguientes períodos fiscales para su compensación o devolución.

Datos
La derogación del decreto anterior fue en Gracias.El Congreso Nacional derogó el Decreto 98-2018 en el Congreso móvil desarrollado en Gracias, Lempira.
La interpretación del Código Tributario.El nuevo decreto aprobado por el Congreso hace una correcta interpretación del artículo 213 del Código Tributario.

Juan Carlos Sikaffy, presidente del Cohep, detalló los beneficios al derogarse el decreto 98-2018 y aprobarse uno nuevo.

“El mayor beneficio de este decreto es que promueve la estabilidad de las empresas y los empleos. Muchas de las empresas que estaban afectadas con el Decreto 98-2018 habían considerado incluso el cierre de operaciones, siendo esta medida aprobada un tanque de oxígeno para la economía hondureña".

Agregó: “Este decreto en términos económicos tiene un impacto de aproximadamente de L1,500 millones, recursos económicos que podrán ahora disponer las empresas para invertirlos y con ello promover la generación de empleos”.

Beneficio general. Sikaffy explicó que la medida aprobada por el Congreso Nacional beneficia a todos los sectores empresariales.

Con el decreto, empresas seguirán operando e invertirán recursos que creían perdidos.La Medida devuelve la certeza y seguridad jurídica indispensable para las inversiones.

Juan Carlos Sikaffy, presidente del Cohep

Ayudará mucho a la industria, al comercio, pero sobre todo a la micro, pequeña y mediana empresa, incluso beneficia a aquellos obligados tributarios que prestan sus servicios profesionales de forma independiente. Este es un gran logro para la economía del país, pero lo más importantes es que beneficia a Honduras”.

El presidente del Cohep también aseguró que la medida beneficiará a consumidores y clientes.

Este decreto permitirá que las empresas sigan operando e incluso que puedan invertir los recursos que ya se consideraban perdidos; en esa medida lo que hace es promover la libre competencia en la que los precios del mercado pueden mejorar porque existe mayor disponibilidad de bienes y servicios que provoca que los precios disminuyan”.

Sikaffy, además, enumeró cuáles son los cambios que conlleva el nuevo decreto: “Se elimina la interpretación aprobada en el decreto 98-2018 que generó mucha inseguridad jurídica a los obligados tributarios y se devuelve esa certeza y seguridad jurídica indispensable para las inversiones en Honduras.Lo que se ha hecho de parte del Poder Ejecutivo y del Congreso Nacional es lo correcto, enmendaron el error que habían cometido y que siempre fue señalado por el Cohep, que pidió en cualquier mesa en la que participábamos la rectificación del mismo”.

Ambiente amigable. El empresario consideró que si se quiere reactivar la economía de Honduras, hay que dar seguridad jurídica a las inversiones.

No podemos seguir con un Servicio de Administración de Rentas inquisidor, debemos transformar el sistema tributario en un modelo de incentivos, para generar la competitividad de las empresas. Por eso siempre vamos estar insistiendo desde el Cohep en que trabajemos en un sistema tributario de fomento a las inversiones”.

Sikaffy agregó que “la aprobación de este decreto legislativo es una acción puntual para la reactivación económica de Honduras, producto del diálogo, solo así vamos a alcanzar grandes acuerdos en beneficio de todos”.

El presidente del Cohep también hizo un llamado al sector privado. “Ante las últimas situaciones que hemos visto, que pareciera dar muestras de división del sector privado hondureño, hago un llamado a todos los directivos de las organizaciones empresariales que conformamos el Cohep para que continuemos trabajando juntos; aunque existan diferencias de opiniones y pensamientos, debemos continuar unidos, no podemos renunciar a las organizaciones empresariales, debemos ver las diferencias como oportunidades para continuar haciendo lo correcto en el marco del rol que nos corresponde como empresarios”.