Más noticias

Misquitos, entre el dolor y el retorno a la pesca

Los sobrevivientes, quieran o no, deben volver al mar porque la pesca es su modo de vida.

VER MÁS FOTOS
Los familiares de una de las víctimas de un accidente de bote lloran su muerte durante su funeral en Prumitara Village, cerca de Puerto Lempira, Honduras, el 5 de julio de 2019. -
Los familiares de una de las víctimas de un accidente de bote lloran su muerte durante su funeral en Prumitara Village, cerca de Puerto Lempira, Honduras, el 5 de julio de 2019. -

Puerto Lempira.

Aferrarse a los recuerdos y afrontar lo que les depara sin ellos, es lo que toca de ahora en adelante a las 27 familias que ayer se unieron en el mismo dolor al sepultar a sus seres queridos fallecidos tras el colapso del barco pesquero Capitán Willy.

Su consuelo es que el mar no se los tragó. Saben que tienen una tumba donde llorarlos y ponerles flores.

Dato
La pesca y la agricultura son las principales ocupaciones en el departamento

La realidad para los sobrevivientes, sin embargo, es más dura. Quieran o no deben volver a integrarse a sus labores de pesca pues la temporada apenas empieza y no pueden prescindir de esos ingresos.

Desde el 1 de julio comenzó la temporada que se extenderá hasta febrero de 2020 y el 1 de marzo de ese año iniciará una nueva veda. Honduras genera más de 1,000 empleos directos y faenan unas 110 embarcaciones.

zc-mosquitia29-060719(800x600)
Muchas familias fueron por su cuenta a la Base de Caratasca a reclamar a sus seres.

zc-mosquitia21-060719(800x600)