Más noticias

118 contratos firmados por la Enee no están en operación

Hasta abril de este año había un total de 209 convenios suscritos, pero solo 91 se encuentran operativos.

En 2018 se pagaron L22,231 millones a generadores y se les deben L10,000 millones.
En 2018 se pagaron L22,231 millones a generadores y se les deben L10,000 millones.

TEGUCIGALPA.

En los últimos años la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) suscribió 209 contratos de generación de potencia térmica y renovable con diferentes sociedades mercantiles, pero de esos solamente 91 se encuentran operativos y los restantes 118 están fuera de servicio o nunca entraron a operar.

La revisión y renegociación de todos estos convenios es una de las medidas que se ha planteado el Gobierno como parte del rescate de la estatal eléctrica.

Según la Secretaría de Energía, hasta abril de 2019 había un total de 209 contratos suscritos con una potencia instalada de 4,310.82 megavatios, de los cuales 91 contratos (por 1,975.17 megavatios) están operativos y 118 (2,315.65 megavatios) no estaban operando.

Racionamientos a la vista
En los próximos cinco años, Honduras necesitará urgentemente nuevos proyectos de generación, porque los racionamientos serán inevitables y eso ya comenzó a verse en los departamentos de Cortés, Olancho, Francisco Morazán y Atlántida, según los expertos.

Por su lado, la Enee reportó hasta diciembre de 2018 una capacidad instalada de generación de 2,682,36 megavatios de potencia, de la cual el 32.9% provenía de fuentes de generación térmica, 26.3% de hidráulica, 19% de plantas solares, 8.4% de eólicas, 7.8% de biomasa, 4.2% de carbón y 1.3% de geotérmicas.

$InserteImagen
$PieFoto

Autoridades de esta secretaría aclararon que estos son contratos que suscribió la Enee, pero que no han iniciado operación comercial, es decir, que por ahora no se está pagando nada por ellos, pero que es necesario revisarlos para determinar sus costos y establecer si deben prorrogarse o no.

LEA: Cree no tiene argumentos para subirle a la tarifa eléctrica

Roberto Ordóñez, titular del ramo, explicó que muchos de estos convenios de compra venta se concedieron a empresas serias que tienen interés genuino en desarrollar los proyectos, pero que no han completado sus trámites legales o sus cierres financieros.

Estamos abocados a un proceso de revisión exhaustiva de estos contratos para tener una idea clara de cuáles en realidad van a operar y cuáles no”, dijo.

1,852
Millones de lempiras Mensuales eroga la Enee en compra de energía a los generadores privados de térmica y renovable.

Alto costo. Según datos proporcionados por la gerencia administrativa de la Enee, la compra de energía a los generadores privados alcanzó en 2018 los 22,231.3 millones de lempiras, un promedio de 1,852 millones mensuales. De este total, la facturación de los renovables fue de 12,500.4 millones de lempiras y L8,739.4 millones de las plantas térmicas, a lo que se suma L991.5 millones de las importaciones de energía del mercado regional, especialmente de Guatemala.

Con base a lo anterior se estima que la adquisición de energía a los privados equivalió al 93.4% de los ingresos totales de la empresa estatal. Cabe indicar que la Enee mantiene a la fecha una deuda con los generadores de energía por el orden de los 10,000 millones de lempiras, unos 410 millones de dólares.

Kevin Rodríguez, director ejecutivo de la Asociación Hondureña de Productores de Energía Eléctrica (Ahpee), explicó que actualmente el costo promedio del kilovatio hora que compra la Enee a los privados anda por los 0.13 centavos de dólar y en este momento la energía térmica es la más barata del sistema con 0.08 y 0.10 centavos de dólar.

Bajo ese contexto, explicó que el verdadero problema de la Enee no radica en los costos de los contratos de generación, sino en las pérdidas técnicas y no técnicas que actualmente representan el 33% de toda la energía que entra al sistema, la más alta de la región en donde es de 10 y 15%.

Cada punto porcentual representa unos 15 millones de dólares y se estima que al año la estatal eléctrica pierde un poco más de 500 millones de dólares, es decir, unos 12,250 millones de lempiras anuales. “Los contratos se pueden revisar, pero el problema no está en la generación, sino en las pérdidas y el hurto de energía”, enfatizó el experto.

Por otro lado, Rodríguez reveló que muchos de los contratos ya se vencieron y se han ampliado ilegalmente de palabra sin un documento de por medio, lo que va en contra de la Ley de la Industria Eléctrica.

La ley manda que la Enee tiene que tener garantizada su demanda de energía o lo que la población va a requerir en un 100%, más una reserva, pero en la situación que está la empresa no tiene esa reserva y está incumpliendo la ley”, dijo.

Seguridad jurídica. Sobre este tema, Marlon Tábora, coordinador del Gabinete Económico, enfatizó que todos los contratos sin excepción serán revisados; sin embargo, aclaró que la revisión no necesariamente significa que sus valores van a disminuir.

Por lo tanto pensar que la revisión implica reducción de precios no es más que otra de las falsas expectativas que se han creado al respecto. Hay varios contratos que su revisión sí va a implicar disminución de la carga económica para la Enee, ya sea por la forma cómo se despachan o porque los valores pagados a ellos no necesariamente corresponden a lo que fue contratado”, dijo.

Por otro lado, aclaró que no se debe olvidar que la mayoría de estos contratos son legalmente vinculantes, es decir, que fueron firmados de conformidad a la ley, y que la única forma de revisarlos es por mutuo acuerdo en estricto respeto a la seguridad jurídica, no de forma unilateral como unos irresponsablemente han mencionado.

Así que cualquier cosa que se haga deberá ser enmarcada dentro de la ley. Al final lo importante con los contratos no es un tema de legalidad, sino de legitimidad y eso es lo que vamos a revisar sin ninguna duda”.

Tábora explicó que los problemas financieros de la ENEE son una mezcla de muchos factores: problemas de administración, sobrecontratación de energía, pérdidas, sobrecostos de cierto tipo de energía, por mencionar los más importantes.

Indicó que el sobrecosto de ciertos contratos de energía afectan directamente en las tarifas, ya que entre más altos sean los costos de energía más alto será el recibo de electricidad.