Más noticias

Cambian medidas al exalcalde de Yoro Arnaldo Urbina

El exalcalde de Yoro enfrenta un juicio oral y público por malversación de caudales y abuso de autoridad

Arnaldo Urbina Soto se le acusa de tres delitos, aparte de estos delitos, la Corte Suprema de Justicia aprobó su extradición.
Arnaldo Urbina Soto se le acusa de tres delitos, aparte de estos delitos, la Corte Suprema de Justicia aprobó su extradición.

Tegucigalpa, Honduras

El exalcalde de Yoro, Arnaldo Urbina Soto, continuará en prisión pese a que el Tribunal de Sentencia en Materia de Corrupción le decretó ayer arresto domiciliario en el juicio que se le sigue por actos irregulares.

“El exalcalde Arnaldo Urbina continuará recluido ya que cumple pena de 16 años por lavado de activos dictada por otro órgano jurisdiccional”, informó el Poder Judicial.

El Tribunal adoptó cambiar la medida y emitir el arresto domiciliario porque el imputado cumplió dos años y seis meses de prisión preventiva, superando los términos estipulados en la norma procesal.

El arresto domiciliario se extiende al exjefe de maquinaria de la municipalidad de Yoro, Ángel Dagoberto García, acusado de 70 delitos de malversación de caudales públicos. De igual manera, a la exjefa de Presupuesto, Petrona Castro Velásquez, señalada por 50 delitos de malversación de caudales públicos; la extesorera municipal, Mirna Isabel Castro, acusada por 124 delitos de malversación de caudales públicos, violación de los deberes de los funcionarios y fraude.

Al conocer la determinación, el exalcalde Urbina manifestó que “la recibimos con mucha alegría debido a que este proceso no ha llegado a su fin y nos han dado una medida distinta a la prisión preventiva”.

El juicio es por malversación de caudales públicos y abuso de autoridad, que según la Fiscalía cometió Urbina Soto siendo alcalde de Yoro.

En 2017, el exalcalde de Yoro fue encontrado culpable por el delito de lavado de activos al no poder justificar la procedencia de 16 millones de lempiras. Además, se encuentra con medidas distintas a la prisión por el delito de encubrimiento, en el denominado caso Pandora.

La semana pasada, un juez concedió la extradición de Urbina a Estados Unidos por delitos de narcotráfico, pero su entrega fue diferida hasta que cumpla una sentencia en Honduras.

Por el caso del proceso de extradición, el juez decretó la prisión preventiva en contra del acusado.

Entre los cargos de los que responsabilizan al exfuncionario está el de participar en la conspiración para importar, elaborar y distribuir una sustancia controlada en Estados Unidos así como de elaborarla y distribuirla.

Además, según los cargos de la Fiscalía de Nueva York, el acusado participó en una conspiración para usar o portar armas de fuego durante la conspiración de importación de narcóticos.