Más noticias

Alumnos y docentes regresan a las aulas de clases tras protestas

La cantidad de alumnos fue baja en la mayoría de los centros de enseñanza. Principales colegios de educación media en San Pedro Sula continúan hoy tomados por los estudiantes.

A la escuela John F. Kennedy de la capital, los niños llegaron contentos por reanudar las clases.
A la escuela John F. Kennedy de la capital, los niños llegaron contentos por reanudar las clases.

San Pedro Sula, Honduras.

Luego de casi cuatro semanas de protestas del sector salud y educación, miles de niños retornaron a las aulas de clases ayer.

Aunque los docentes regresaron a los centros educativos, el temor latente de los padres de familia de que las protestas continuaran en las diferentes ciudades del país, hizo que muchos no enviaran a sus hijos a recibir el pan del saber, por lo que la mayoría de los centros de enseñanza lucieron vacíos.

Honduras: Acuerdan derogar deducción del 8% al décimo tercer y décimo cuarto mes de salario de los maestros

En Tegucigalpa, los principales colegios y escuelas abrieron sus puertas desde las 6:00 am y los estudiantes se presentaron a retomar sus estudios.

En el Instituto España Jesús Milla Selva y el Instituto Técnico Honduras, ubicados en la colonia Kennedy, la jornada académica se desarrolló de manera normal.

Datos
60,000 maestros hay registrados en el sistema educativo gubernamental en los niveles de prebásica, básica y media.
1.7 millones de alumnos son los que están matriculados en el sistema educativo público. La mayoría de los estudiantes acudieron a clases ayer.

Lo mismo ocurrió en el Instituto Hibueras, en Comayagüela, el Instituto Central Vicente Cáceres y el Técnico Luis Bográn. En la escuela John F. Kennedy, los niños llegaron contentos por retomar el período escolar, sus padres los dejaron desde temprano y la jornada concluyó al mediodía.

En clases. En Cortés, al menos el 95% de los centros educativos públicos, estuvieron abiertos.

Los directores distritales monitorearon las escuelas para verificar que estuvieran funcionando, según dieron a conocer que muy pocas fueron las que permanecieron cerradas.

La mayoría de los centros básicos están abiertos, en los reportes que nos dieron los distritales y municipales indican que trabajaron bien y con normalidad. En la zona de Chamelecón, Cofradía y los demás municipios trabajaron, con pocos alumnos, pero laboraron”, dijo el director departamental Milton Ayala.

En el casco urbano de San Pedro Sula, la Primero de Febrero, ubicada en la colonia Satélite estuvo cerrada durante la mañana de ayer, igual que la José Castro López, en el barrio Medina. Los principales colegios se mantuvieron en protestas y no dejaron ingresar a los docentes ni a los estudiantes.

Los jóvenes que tienen tomado los centros indicaron que las protestas se deben a la falta de compromiso de parte del Gobierno, pues a la fecha no les han cumplido con algunos puntos de las actas que firmaron en 2018. Los colegios son el José Trinidad Reyes (JTR) y el Instituto Primero de Mayo.

Lo único que se cumplió fue lo del bono estudiantil y regresar la jornada nocturna para los de ciclo común, pero también se habló de mejorar la infraestructura, contratar más docentes, entre otros puntos”, dijo un alumno del JTR. En la zona norte, la cantidad de estudiantes también fue baja, en el Instituto Tecnológico de Administración de Empresas (Intae) acudió solo el 30% de los más de 900 estudiantes, según dijo el director. Por la tarde no hubo clases.

El número de alumnos fue bajo en todos los centros; en escuelas que la matrícula supera los 500 estudiantes solo llegaron 260. En la escuela Lila Luz de Maradiaga, en el barrio Cabañas, la llegada de alumnos fue del 60%. “Esperamos que mañana (hoy) la cantidad de alumnos sea mayor en todos los centros”, dijo Ayala.

Los maestros por una hora desarrollaron asambleas informativas.

En la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) en la capital hubo clases parciales. En San Pedro Sula transcurrieron con normalidad.