Más noticias

Envían a la Penitenciaría a acusado de incendiar la Embajada de EEUU

Rommel Baldemar Herrera Portillo compareció en la audiencia de declaración de imputado ante un juez asignado al proceso.

Un grupo de protestantes llegó ayer a los juzgados en apoyo al joven detenido.
Un grupo de protestantes llegó ayer a los juzgados en apoyo al joven detenido.

Tegucigalpa, Honduras.

Un Juzgado de Letras Penal dictó la medida de detención judicial contra Rommel Baldemar Herrera Portillo, acusado de prenderle fuego a la entrada de la Embajada de Estados Unidos.

Ayer, el muchacho compareció en la audiencia de declaración de imputado ante un juez asignado al proceso.

Herrera Portillo es acusado por el Ministerio Público de los delitos de daños e incendio agravado.

El togado que conoce el proceso programó para el jueves 6 de junio el desarrollo de la audiencia inicial, informó Bárbara Castillo, portavoz de los Juzgados de Letras de Francisco Morazán.

Lea: Embajada de Estados Unidos cancela citas de visas

Tras la audiencia de ayer, el muchacho fue remitido a la Penitenciaría Nacional de Támara. El joven fue detenido por elementos de la Policía Nacional tras ser identificado, no solo colocando llantas, sino estropeando una de las cámaras de seguridad de la sede diplomática.

Al momento del acto violento, vestía de calzoneta negra, una camisa azul y una máscara roja, que fueron piezas claves para las autoridades para lograr su detención y ponerlo a las órdenes de la Fiscalía de turno.

xo manifestaciones 010619 (.2(1024x768)
Rommel Baldemar Herrera Portillo.

En una serie de imágenes aparece otro hombre encapuchado con pantalones de mezclilla, zapatos tipo burros y guantes, propiciando el fuego.

Después de su detención, los padres de Herrera Portillo, quienes se identificaron en un video que circula en redes sociales como docentes en protesta por la derogación de los artículos PCM, hicieron un llamado a los gremios para dar apoyo en contra de la captura de su hijo.

En respuesta, un grupo de personas que recién participaban en la marcha de los gremios de educación y salud en el Hospital Escuela siguieron su camino hacia los juzgados de lo penal en el barrio La Granja.

Ahí se mantuvieron impidiendo el paso, pero la Policía estuvo vigilante ante cualquier acción violenta.

En los últimos tres días se han reportado una serie de manifestaciones convocadas por los gremios médico y magisterial, quienes están en contra de dos decretos ejecutivos.