Más noticias

Hasta un mes sin recibir agua en sus casas pasan en Cane, La Paz

Los ríos se secaron y tienen que implorar agua a otros municipios

Tienen que comprar agua a camiones cisterna hasta para bañarse o lavar.
Tienen que comprar agua a camiones cisterna hasta para bañarse o lavar.

Cane, La Paz.

La situación que se vive en Cane, La Paz, es desesperante, pues además de las inmensas pérdidas de cosechas, los habitantes sufren por falta de agua en sus hogares, ya pasan de un mes sin recibir el líquido en sus casas.

El equipo periodístico de Diario LA PRENSA visitó el municipio y comprobó la crisis de agua que viven en Cane.

“No hay agua en las casas ni para las cosechas. Esto es algo grave”, explicó Alvin Medina Rivera, jefe de la Unidad Municipal Ambiental (UMA) de Cane.

El municipio es uno de los que integran el Corredor Seco, donde la sequía este año ha causado hambre, pérdidas de cosechas y ha hundido aún más en la pobreza a miles de hondureños.

CP Cane 130519 (7)(800x600)
La escasez de agua es un problema en esta comunidad.

“Gran parte de la siembra de maíz, frijol y otros se dañó. Fue increíble ver que muchos campesinos no pudieron salvar nada de sus siembras por la sequía”, contó Medina.

El jefe de UMA añadió: “Hay lugares donde las fuentes de agua se secaron completamente y en las casas no hay el servicio por semanas”, lamentó.

Población
Cane, La Paz, tiene una población estimada de 5,800 habitantes. La agricultura es uno de sus pilares económicos.

Agobiante.

Luis Alberto Castillo, habitante de Cane, dijo que hay casos que llegan a ser incluso más extremos.

“En algunos lugares pasan hasta tres meses sin que llega el agua. En mi casa, solo llega una vez cada 15 días. La situación es desesperante. La gente compra el agua a vendedores que la traen en camiones cisternas. Esta situación es cruel”.

Por su parte, María Argueta, señaló que “estamos bastante afectados. Hasta 20 días deja de venir el agua y hay gente que pasa incluso más tiempo sin tenerla. En la casa no tenemos agua. Nos venden a L100 la llenada de la pila y hay que pagar para tener agua para lavar o bañarse”.

Mientras que Johana Lizardo, quien labora en Servicios Municipales de Cane, que se encarga del suministro del líquido, detalló que solo pueden abastecer el agua por sectores.

“El agua llega una vez cada 18 días a cada sector. Con el verano hemos pasado un poco de crisis, porque estuvo agudo”.

Lizardo agregó: “Este ha sido el peor de los últimos años por culpa de la sequía. La gente nos llama desesperada, pero les explicamos que no hay nada que podamos hacer por ahora, porque simplemente no hay agua”.

Pidiendo ayuda.

El alcalde de Cane, Francisco Bustillo, ha tenido que pedir a otros municipios vecinos que les brinden agua, y aunque muchos les han negado el líquido, otros les han ofrecido respaldo, pero ahora el problema es que no tienen cómo bombear el líquido desde las fuentes de agua hacia Cane, que es un municipio con muy limitados recursos económicos, por lo que claman ayuda al Gobierno.