Más noticias

Preocupación en el sector privado por bajas inversiones

Cámaras del país reclaman una mejora en la energía y seguridad jurídica Indican que el nuevo Código Penal ahuyenta inversión.

Reunión. Menotti Maradiaga, presidente de la Fedecámara, Jorge Faraj, presidente de la CCIC, y Heide Fulton, encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Honduras. Fotos: Moisés Valenzuela.
Reunión. Menotti Maradiaga, presidente de la Fedecámara, Jorge Faraj, presidente de la CCIC, y Heide Fulton, encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Honduras. Fotos: Moisés Valenzuela.

San Pedro Sula.

Las pocas inversiones que están surgiendo en la zona norte tienen preocupado al sector privado, que señala que se debe trabajar en mejorar la seguridad jurídica, contrarrestar la corrupción y mejorar el servicio de energía eléctrica.

En la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) se llevó a cabo ayer una reunión de la Federación de Cámaras de Comercio e Industrias de Honduras (Fedecámara) que aglutina a unas 25 organizaciones del país en donde estuvo Heide Fulton, encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Honduras.

La reunión tuvo como temas principales el nuevo Código Penal, el deficiente servicio de energía eléctrica que están recibiendo los hondureños y la seguridad jurídica, que sigue siendo un reto en el país.

Además
La Cámara de Comercio de Cortés se pronunciará de manera formal sobre el nuevo Código Penal la otra semana.

Jorge Faraj, presidente de la CCIC, declaró que es necesario incentivar más inversiones, porque actualmente están muy lentas.

La economía está muy lenta. Necesitamos generar inversión, y para hacerlo necesitamos fortalecer el Estado de derecho, trabajar en políticas tributarias competitivas y en una simplificación administrativa”, dijo.

Faraj indicó que el nuevo Código Penal debe ser cambiado porque coarta el derecho a la libre expresión y las penas bajas afectan la lucha contra la corrupción.

Hay casos dentro del Código donde las penas se bajan y nuestros abogados las están revisando y nos darán una opinión la próxima semana para que la Cámara dé una conferencia de prensa”, apuntó.

El líder empresarial manifestó que quisieron que Fulton conociera de directamente sus puntos de vista y el deseo de todas las cámaras en que el convenio de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) sea firmado nuevamente.

Necesitamos que venga la inversión, aquí solamente estamos invirtiendo los empresarios hondureños, pero no es suficiente para la necesidad que tiene nuestra población”, expuso.

Estamos preocupados, hay una desaceleración de la economía producto del problema del café posiblemente una parte, pese a que las remesas familiares siguen creciendo, lo cual es positivo. Honduras este año va a superar los $5,000 millones en las remesas, pero no es suficiente para la generación de empleo”.

Añadió que sectores como el comercio y la agricultura están estancados. “Está entrando mucho ganado de Nicaragua que está afectando a los ganaderos hondureños”, aseguró el líder empresarial.

Es importante que ese Código Penal no entre en vigor y se trabaje en otro.

Pedro Barquero, director ejecutivo de la CCIC

Energía. Faraj sostuvo que el alto costo de energía eléctrica afecta a la clase trabajadora y las empresas. “A cualquier persona que le sube la luz, dos mil o tres mil lempiras es dinero que ya no tiene para ir a consumir en el comercio. Hemos insistido en que el problema de la Enee hay que trabajarlo con mano dura y no sentimos ese sentido de urgencia”, señaló. Cabe destacar que recién la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico) mencionó que las inversiones en el sector construcción no son las esperadas este año.

Las construcciones privadas y públicas están lentas y no están generando los puestos de trabajo que se requieren.

Menotti Maradiaga, presidente de Fedecámara, manifestó que el problema de energía que se vive en Olancho y La Ceiba son problemas que deben resolverse por parte de las empresas encargadas. Expuso que las cargas tributarias son otro obstáculo de crecimiento de las empresas, sobre todo de las mipymes. “Estamos pidiéndole al Gobierno que nos permita reunirnos con los tres actores: EEH, Enee y Cree. No queremos más excusas, queremos planificación directa”, reclamó.