Más noticias

Familias reciben restos de extranjeros muertos en accidente aéreo en Honduras

La autopsia fue practicada por personal especializado de Medicina Forense.

La Fuerza Aérea Hondureña trasladó ayer los cuerpos desde Roatán a la Base Aérea Armando Escalón.
La Fuerza Aérea Hondureña trasladó ayer los cuerpos desde Roatán a la Base Aérea Armando Escalón.

Tegucigalpa, Honduras

Los restos de cuatro estadounidenses y un piloto canadiense muertos en un accidente aéreo ocurrido el sábado en Honduras ya fueron entregados a sus familiares, informó este jueves una fuente oficial.

Los cinco extranjeros que murieron en la isla hondureña de Roatán fueron plenamente identificados y sus cuerpos entregados a sus familias, según un informe del Ministerio Público de Honduras.

Agregó que la autopsia fue practicada por personal especializado de Medicina Forense en San Pedro Sula, norte hondureño, a donde fueron trasladados los cuerpos luego del accidente ocurrido el día 18.

Los fallecidos fueron identificados como los estadounidenses Frederick Anthony Tepel, Anthony Frederick Dubler, Robert Wilson Miller y Bradley William Post, y el piloto canadiense Patrich Forseh, según el informe oficial.

La Embajada de Estados Unidos en Honduras apoyó a las autoridades hondureñas en el proceso de identificación de sus ciudadanos a través de la presentación de documentación solicitada por los forenses, añadió.

Las autoridades hondureñas todavía no tienen claro qué causó el accidente de la avioneta que se estrelló en aguas cercanas a Roatán, minutos después de despegar del aeropuerto Juan Manuel Gálvez, en el departamento caribeño de Islas de la Bahía.

La avioneta privada, con matrícula N260 TM Piper PA-32-260 Cherokee Six, quedó totalmente destruida en aguas del sector de Dixon Cover, cercano a Roatán.

La Agencia Hondureña de Aeronáutica Civil inició un día después las investigaciones para esclarecer el accidente, cuyo comité integran expertos nacionales y el guatemalteco Víctor Celada.

Las Fuerzas Armadas de Honduras retiraron hoy los últimos restos de la avioneta siniestrada para continuar con la investigación del percance.

Durante la operación, según la institución armada, se tomaron las medidas de seguridad para evitar "el derrame de combustible y evitar daños a la biodiversidad marina" en el sector de Las Palmas, Roatán. EFE