Luis Valle fue uno de los testigos que hundió a Arnulfo Fagot Máximo

Luis Valle Valle señala que Máximo era un hombre de toda su confianza, al grado que lo dejaron a cargo de cuidar una de sus casas

Luis Valle testificó en el juicio de Fagot y durante dos días compareció ante el juez en la Corte de Virginia.
Luis Valle testificó en el juicio de Fagot y durante dos días compareció ante el juez en la Corte de Virginia.

Tegucigalpa, Honduras

Luis Alonso Valle Valle, junto a otros hondureños, colombianos y mexicanos, fue de los testigos que hundieron a Arnulfo Fagot Máximo en el juicio donde se le condenó a 33 años de prisión.

En sus declaraciones, Valle Valle explicó que en 2008 conoció a Máximo en la comunidad de Francia, departamento de Colón, cuando visitaban a los Montes Bobadilla.

Desde allí iniciaron una relación con el también narcotraficante, porque les ofreció drogas y los Valle querían controlar el mercado. “Él recibía la droga para otros distribuidores, y nuestro objetivo era obtener toda la droga posible. Por eso aceptó vendérnosla”, dijo Luis Valle ante el juez.

Siete
años operó con Fagot declaró en la Corte, dijo que lo conoció en la comunidad de Francia en Colón, a través del cartel de los Montes Bobadilla y desde allí le distribuyó cocaína.

Durante el juicio, la Fiscalía le mostró varias fotografías a Valle, donde aparecía José Manuel el Che Morales, quien era el contacto del cartel en Guatemala y quien pagaba los envíos de droga que venían de Colombia y Venezuela. Pero la Fiscalía buscaba que Luis Valle relatara cómo se dio su captura en Honduras en octubre de 2014 donde confesó asesinatos, planes de soborno, y cómo fue cuando le avisaron que iban a capturarlos y decidieron huir.

“No queríamos que las autoridades en Honduras nos capturaran y extraditaran y por eso dejamos con Arnulfo la casa y nos escondimos primero en la aldea El Porvenir”, relató Valle Valle. En su testimonio reveló que llevaron 25 armas de fuego y que él portaba una AK-47, una caja fuerte, los pasaportes, 600 balas como munición, un álbum de fotografías y millones de dólares. En ese lugar contó que estuvo tres días y cuando se enteraron que las autoridades venían por ellos, decidieron huir y se fueron hacia la aldea de La Quebradona, donde al final fueron capturados.

El hondureño le explicó al juez que él era testigo porque decidió cooperar con las autoridades en Estados Unidos. “El abogado me aconsejó cooperar y me reuní dos veces con los agentes del Gobierno en 2015, porque si no me dijo que estaría de por vida en la cárcel”, explicó Valle en el juicio. En total, Luis dijo que se reunió unas 10 veces con agentes del Gobierno en Virginia y unas siete con los del estado de Florida, donde tiene procesos por los que fue condenado.

Cartel poderoso

Luis Valle en el interrogatorio confesó que el cartel de los Valle era un cartel poderoso, donde no habían secretos entre Arnulfo y Luis, y que entre ambos organizaron una gran red de personas y contactos que lo ayudaron en el narcotráfico.

Parte de los acuerdos que estableció Luis Valle para reducir su condena fue develar los nombres de otros socios en el negocio de las drogas. El documento de la Corte del Distrito Este de Virginia, establece que habló de al menos 90 personas, entre ellas Alexander Ardón Soriano, a quien dijo le compraba droga. “Nos proveía de mil a dos mil kilos de coca, entre los años 2006 y 2013”, dijo al juez.

Además, en su relato mencionó a Hugo Danilo Peña Acevedo, quien aseguró también les traía la cocaína desde Colombia y a quien le compraban al menos 500 kilos durante el mismo período que Soriano. Entre otros que Luis Valle mencionó está Moisés Amador.

Las declaraciones de Luis Valle en el juicio de Fagot Máximo, duraron dos días. En el primer día no pudo concluir su testimonio, porque un bajón de azúcar le afectó y tuvo que ser retirado de la Corte, pero el segundo día, llegó recuperado y rindió su declaración, afirmando que para el éxito de las operaciones de drogas en Honduras, sobornó a políticos, personal militar, jueces, fiscales y policías.