Más noticias

Unos 42 peritos forenses formará la Policía Nacional

El objetivo es fortalecer la investigación científica en el país Los nuevos técnicos ayudarán a reducir la impunidad

Dactiloscopia, documentología y balística serán los primeros cursos dirigidos a policías hondureños.
Dactiloscopia, documentología y balística serán los primeros cursos dirigidos a policías hondureños.

Tegucigalpa, Honduras.

Los altísimos niveles de impunidad que fueron señalados a principios de este año en un informe de la Organización Naciones Unidas (ONU), han generado reacciones en la Policía Nacional que este año empezará a certificar unos 42 peritos forenses para fortalecer la investigación científica.

“La formación de estos técnicos son disciplinas aplicadas a la administración de justicia y que van a proveer a la Fiscalía todo el sustento probatorio requerido para poder acusar con contundencia”, expresó el director de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), comisionado Rommel Martínez.

Al profesionalizar a los peritos encargados de resguardar las pruebas, se da un paso enorme para la lucha contra la impunidad, porque se le dará un tratamiento profesional, enmarcado en lineamientos científicos internacionales, agregó.

42
nuevos técnicos forenses serán certificados en la Escuela de Investigación Criminal en los campos de dactiloscopia, balística y documentología

La encargada de este proceso de formación es la Dirección Nacional de Educación Policial (DNEP), quien certificará en la Escuela de Investigación Criminal a profesionales de la carrera policial en el campo de la dactiloscopia, balística y documentología.

La dactiloscopia es el conjunto de técnicas y procedimientos que tienen como propósito el estudio y clasificación de las huellas digitales; la balística es la ciencia que estudia la trayectoria, el alcance, los efectos de las balas y los proyectiles, además de las marcas que dejan.

Asimismo, la documentología es la disciplina que tiene por objeto de estudio, el análisis de los documentos modernos, públicos o privados, utilizando distintos métodos y técnicas, a fin de establecer su autenticidad o falsedad, explicó Martínez.

Se busca que esta certificación sea un técnico universitario con instructores internacionales de nacionalidades colombianas y chilenas, asimismo con la participación de peritos nacionales con vasta experiencia y también capacitados en el exterior, confirmó el director de Educación Policial, comisionado de Policía, Mésil Aguilar Amaya.

El subcomisario Gerardo Panchamé, encargado de los laboratorios criminalísticos, confirmó a LA PRENSA que esto vendrá a fortalecer el proceso de investigación, porque los casos judiciales se sustentan con las pruebas, en ese sentido en enero o febrero del otro año ya estarán integrados a la institución los nuevos peritos, los cuales serán 14 por cada una de las tres especialidades. En el año de la “Consolidación de la Educación Policial para la Transformación Institucional”, la DNEP cuenta con un programa de preparación continua en todos los campos para continuar certificando a su talento humano.

“Las tareas son enormes, sin embargo, en los siguientes meses se estará entregando un proyecto muy ambicioso para formar a miembros de la carrera policial especializados y con competencias específicas”, concluyó Aguilar Amaya.