Más noticias

Recrudece crisis por falta de agua en Villanueva; urge habilitación de pozos

Los vecinos del sector norte han tenido que comprar agua por su cuenta y llega en camiones cisterna.

 Villanueva es uno de los municipios más afectados por la escasez en el valle de Sula.
Villanueva es uno de los municipios más afectados por la escasez en el valle de Sula.

Villanueva, Honduras

La falta de agua tiene agobiados a los pobladores de Villanueva, quienes protestan por soluciones expeditas a este problema.

La disminución del vital líquido es generalizada en todo el municipio, pero pobladores de la margen norte, de sector Dos Caminos y Real del Puente, denunciaron a LA PRENSA que llevan casi una semana sin agua. Los habitantes de Dos Caminos salieron a protestar en tres ocasiones en abril para hacer escuchar su petición, pero no tuvieron respuesta alguna de Aguas del Valle o de la alcaldía, a los que exigen la gestión de soluciones y proyectos, aunque sea la unidad de agua la que preste el suministro.

Para el aseo personal y lavar la ropa, los afectados han tenido que comprar agua que llega en camiones pipa, pese a que el recibo sigue llegando y no hay servicio.

El problema es más complejo de lo que parece, porque para aliviar el problema a mediano plazo se necesitan cuatro macroproyectos de agua, según dio a conocer Pedro Velásquez, gerente general de Aguas del Valle.

La alcaldía ha solicitado por 18 meses ante el Congreso Nacional la aprobación de un préstamo de L80 millones para proyectos, de los cuales al menos 32 millones serán destinados a la habilitación de varios pozos.

Sin embargo, los diputados no han prestado mayor atención a las peticiones insistentes del alcalde Walter Perdomo. Con ese dinero se conectarían a la red de distribución los pozos de Texaco Chevron, Buena Fe, La Gran Villa I y Vista Hermosa, los cuales harían llegar más flujo del vital líquido a Real del Puente, Dos Caminos, La Victoria, Los Tres Reyes, La Independencia y Villa Sol.

Aguas del Valle da el suministro a 20,000 hogares en el municipio, los cuales en promedio reciben siete horas el líquido, actualmente tiene tres pipas llevando agua a las comunidades que se han visto afectadas.