Más noticias

Los Grillos se robaron cocaína por la que mataron a exoficiales

La droga valía 7.8 millones de dólares. La Policía maneja la presunción de que esa es la cantidad de dinero que también se robaron cuando cayó una narcoavioneta en Puerto Cortés

VER MÁS FOTOS
Erin Amed Robles, Wilfredo Zalazar y Jonathan Hernández ultimados el 4 de mayo. Javier Coto, asesinado el 22 de abril. Bryan Joshua Ortega, asesinado el 22 de abril. Alondra Mejía, victimada el 29 de abril
Erin Amed Robles, Wilfredo Zalazar y Jonathan Hernández ultimados el 4 de mayo. Javier Coto, asesinado el 22 de abril. Bryan Joshua Ortega, asesinado el 22 de abril. Alondra Mejía, victimada el 29 de abril

San Pedro Sula, Honduras

Las averiguaciones de las autoridades indican que el crimen contra los exoficiales de policía Wilfredo Salazar Barahona y Erin Amed Robles Deras fue por el robo 600 kilos de cocaína que traía una avioneta que hallaron incinerada en Puerto Cortés.

Según las indagaciones, la droga estaba valorada en 7.8 millones de dólares por lo que la Policía maneja la presunción de que esa es la cantidad de dinero que también se robaron cuando cayó la narcoavioneta con el que iban a pagar el cargamento del alcaloide.
Conforme a las investigaciones policiales, el robo de la droga y el dinero lo cometió el cartel llamado Los Grillos, que desde que se formó y empezó a operar en el litoral Atlántico, ha estado en su mayoría formado por exmiembros de la Policía Nacional.

Los análisis policiales establecen que el “quite”, como se conoce en el mundo del narcotráfico el robo de droga y dinero de un cartel a otro, ha sido uno de los modus operandi de la organización criminal de Los Grillos.

Se informó que Los Grillos han sido una de las estructuras criminales de más antagonismo con el cartel de Los Cachiros, cuyos líderes están presos en Estados Unidos.

El antagonismo entre esas dos organizaciones criminales se dio porque Los Grillos le robaron en varias ocasiones cargamentos de cocaína a Los Cachiros y dinero también, según la Policía.

Las investigaciones de los cuerpos antidrogas y de Inteligencia establecen que a raíz de la extradición a Estados Unidos de los jefes del cartel de Los Cachiros, Los Grillos tienen un dominio de territorio más amplio.

Dato
El oficial Wilfredo Salazar tenía proceso y estaba suspendido de todas sus funciones operativas por un proceso penal pendiente por el delito de tráfico de drogas.

Las pesquisas de la Policía indican que los exoficiales Wilfredo Salazar Barahona y Erin Amed Robles Deras eran supuestamente parte del cartel de Los Grillos y por eso fueron ultimados el sábado pasado en el barrio Guamilito de San Pedro Sula por los integrantes de la organización criminal que era la dueña de la droga y el dinero que se robaron.
Junto a Salazar Barahona y Robles Deras mataron al vendedor de vehículos Jonathan Hernández.

Los dos expolicías y Hernández fueron acribillados por varios sicarios cuando se iban bajando de un vehículo del año en la 5 avenida entre las 5 y 6 calles del referido barrio para ingresar a un bar de esa zona.

Las autoridades informaron que manejan la hipótesis de que cuatro homicidios ocurridos en Puerto Cortés también están relacionados con el robo de la droga y los dólares que venían en la narcoavioneta que fue encontrada incinerada el 22 de marzo pasado en la barra del río Ulúa jurisdicción de Puerto Cortés.

np-avioneta (3).1(800x600)
La narcoavioneta en la que venía la droga que se robaron fue encontrada incinerada el 22 de marzo en la barra del río Ulúa.

Uno de los hechos ocurridos en Puerto Cortés vinculado al caso de la narcoavioneta incinerada y el robo de la droga y dólares, es el crimen contra Javier Coto (de 27 años), quien era un comerciante y dueño de un restaurante ubicado en la playa, y de su amigo Bryan Joshua Ortega Rodríguez de (25). El doble crimen fue el 22 de abril en Puerto Cortés.
En el vehículo de una de las víctimas la Policía encontró armas, uniformes e indumentaria similar a la que utiliza la DPI.

El 29 de abril también acribillaron en una gasolinera de Puerto Cortés al cambista de dólares Rolando Alas y Alondra Mejía, cuyo asesinato, según las autoridades policiales, también tiene un vínculo con la narcoavioneta encontrada quemada el 22 de marzo.

La Policía investiga quiénes son los hechores de estos crímenes y dueños de la droga.