Más noticias

Obreros piden desengavetar nueva Ley del Seguro Social

La Ley Marco de Protección Social consignó un plazo de 36 meses para que la Ley del IHSS fuera aprobada. El Congreso tiene más de dos años de haber recibido el anteproyecto

El aumento a las cotizaciones al IHSS avizora a los empleados una mejor pensión por vejez.
El aumento a las cotizaciones al IHSS avizora a los empleados una mejor pensión por vejez.

Tegucigalpa, Honduras

Representantes de la clase trabajadora pidieron al Congreso Nacional desengavetar el proyecto de decreto de la nueva Ley del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), que es vital para cambiar el arcaico sistema en que opera esa institución a nivel de gobernanza y de atención médica, la que para los aportantes sigue siendo deficiente.

La Ley del Seguro Social es uno de los cuatro estamentos jurídicos que servirán de pilares a la Ley Marco del Sistema de Protección Social, aprobada mediante decreto 56-2015 por el Congreso Nacional.

L800
millones, que antes eran ahorros de los trabajadores en el RAP, ahora se aportan al Seguro Social, adonde la atención aún es limitada.

Esta ley busca fortalecer el sistema sanitario bajo el principio de la solidaridad, de manera que los sectores más vulnerables económicamente recibirán el apoyo estatal y de los que tengan mayor capacidad de aportación.

No obstante, esta ley necesita ser complementada para que trabaje como un todo en la consolidación de un sistema de salud que se asemeje de alguna manera a otros países que han avanzado en este menester, explicó German Leitzelar, uno de los interventores del Seguro Social y creador de la ley.

Plazo de aprobación

El artículo 58 de la Ley Marco ordena enviar al Poder Legislativo las siguientes iniciativas de ley, unas vez publicada la Ley Marco de Protección Social: Ley del Seguro Social, Ley del Sistema Nacional de Salud, Ley de Administración de Fondos de Pensiones y la Ley de Seguros de Accidentes y otras que fueran necesarias.

536.04
lempiras es la cotización máxima al Ihss en el Régimen de Atención a la Salud.

El secretario de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (Cuth), José Luis Baquedano, dijo que todo indica que al Estado lo que le interesaba era crear la Ley Marco para aumentar las cotizaciones al Seguro Social de parte de los trabajadores y empleadores.

Según Baquedano, esa fue una estrategia para inyectarle fondos frescos a esa institución, que durante años ha sido saqueada en perjuicio de sus derechohabientes y los patronos, que aportan la mayor parte al sistema.

El dirigente sindical cuestionó que con la Ley Marco también se interrumpieron las cotizaciones de 1.5% sobre el salario que hacían los trabajadores y empleadores al Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), dinero que iba a una cuenta de ahorro que se devolvía cuando el trabajador dejaba de laborar.

Ahora, las aportaciones se hacen al Ihss, teniendo como techo el salario mínimo.
Con la nueva ley, las aportaciones al RAP solo aplican a partir del excedente que resulte de restar el salario mínimo.

Sin un empleado gana más del salario mínimo, entonces a ese remanente se le aplica 1.5% para cotización al RAP en concepto de fondos de pensiones.

Leitzelar remarcó que las cuatro leyes son importantes porque consolidarán el proceso de transformación, desarrollo y ejecución del nuevo concepto de seguridad social del país.

Por su lado, el secretario| de la Central General de Trabajadores (SGT), Daniel Durón, manifestó que la única ley que ha logrado consensuarse en más de un 90% es la Ley del Seguro Social.

Expresó que hay otros puntos como la conformación de las redes hospitalarias que operarán a la par del IHSS que aún están pendientes y que deberá resolver el pleno del Congreso.

Para saber

Después de haber sido publicada la Ley Marco de Protección Social se fijó un plazo de 36 meses para la aprobación de las cuatro leyes complementarias, las que deben contar con el consenso del Consejo Económico Social (CES), integrado por el Gobierno, obreros y la empresa privada.

La Ley Marco fue aprobada en 2015 y, de acuerdo con el cronograma, el resto de las leyes debieron terminarse de aprobar a finales de 2018.