Más noticias

Héroes en las playas: bomberos han salvado ocho vidas en 3 días

Jairo Gómez, sargento raso de bomberos, cuenta los rescates más difíciles que le han tocado en las playas de Tela La satisfacción es salvar la vida de los bañistas, expresa.

El sargento Jairo Gómez dirige la unidad de rescate acuático en la playa. Gómez no se arrepiente de servir en esta institución pues ser bombero “es servir a Honduras, valorando las vidas sobre cualquier obstáculo”.  Fotos: Gilberto Sierra y cortesía bomberos.
El sargento Jairo Gómez dirige la unidad de rescate acuático en la playa. Gómez no se arrepiente de servir en esta institución pues ser bombero “es servir a Honduras, valorando las vidas sobre cualquier obstáculo”. Fotos: Gilberto Sierra y cortesía bomberos.

Tela.

Era un día concurrido en Tela, una gran cantidad de personas ya disfrutaba del verano y se aglomeraba en la saliente del río Lancetilla, en un extremo de la playa pública de este municipio.

El bombero Jairo Gómez vigilaba atentamente a la población desde el puesto de avanzada en horas del mediodía, cuando de pronto vio una escena que hizo que “la adrenalina corriera por sus venas”.

LEA: Veraneantes inundan Tela y todas las playas caribeñas

Una pareja de muchachos se había distanciado de la bahía y ellos tras ser “traicionados por el mar” se habían cansado de luchar contra el oleaje y estaban a punto de desfallecer, solo se veían sus manos agitarse y la coronilla de sus cabezas sobre el cuerpo de agua.

Jairo Gómez tomó su boya de rescate y nadó más de 100 metros mar adentro con la fe que lograría salvar las vidas de estos dos ciudadanos.

Rescaté a los dos al mismo tiempo. Le di la boya a la muchacha y tomé al muchacho y lo remolqué con una mano hacia la playa”.

mg-historiabombero-170419 (.1(800x600)
Los bomberos hacen una labor llena de pasión y no solo los veranos. En los últimos tres días, los bomberos han rescatado a ocho personas.

Gómez reconoce que el éxito del rescatista puede incrementarse al no perder la calma, misma tranquilidad que debe transmitir a las víctimas para que estas puedan cooperar en su rescate, algo que le sirvió en esa ocasión.

A ella le dije -tranquila, tome el flotador-. El joven estaba más alterado, lo tomé por la espalda y pronuncié, -tené fe en mi, te voy a llevar a tierra firme-”. Ambos sobrevivieron.

Así como la historia de Jairo Gómez, quien ahora es sargento raso con 13 años de servicio e innumerables rescates, se repiten cada verano.

Esta semana, a lo largo de costa hondureña, cientos de bomberos y rescatistas están pendientes de la vida de los bañistas. Solo en tres días, los bomberos salvaron la vida de ocho personas. Para Gómez para ser bombero debe haber vocación y una pasión sin condición por servir a los demás. “Hay que estar dispuestos a dar la vida por otros. En esos momentos solo pienso que debo salvarlos, hay que hacer un esfuerzo sobrehumano para cargar a la víctima, luchar contra la fuerza del mar y estar enfocado aplicando los conocimientos”.

Hace unos años, Jairo Gómez se volvió a poner a prueba al salvar a dos primos en ese mismo punto de la playa municipal de Tela.

Preparación para rescate.Jairo Gómez, además de rescate acuático, tiene los cursos de estructuras colapsadas, curso de ascenso, incendios en aeronaves y básico.

Llegó un joven corriendo a decirme que salvara a sus primos. Nadé hacia los afectados y le di la boya de salvamento a uno y saqué al segundo del agua porque ya había perdido el conocimiento. Les dije no se van a ahogar. Hice un esfuerzo tremendo para sostener a esta persona porque era corpulenta. Cuando llegamos a la orilla, y les dimos los primeros auxilios, llegó una señora y me dijo con voz quebrada y conmovida -gracias por salvar a mis hijos-”.

Más allá de sentir satisfacción por salvar vidas, Jairo Gómez ha llegado a hacer amistad con las personas a quien a rescatado de la muerte, como es el caso de Jorge García, un joven a quien el sargento raso rescató en las playas privadas de Shore Plantation y con quien mantiene comunicación por Facebook.

60 bomberos cuidan a bañistas

TELA. Desde febrero el benemérito Cuerpo de Bomberos instaló su puesto de avanzada para garantizar la integridad de las personas que visiten la playa de Tela y otros puntos turísticos.La supervisión se realiza de forma integrada con la Cruz Roja y personal de la Policía Municipal teleña.

La Comandancia General de esta institución asignó 30 bomberos más a este sector, con el objetivo de tener una vigilancia permanente de la zona, sumando un total de 60 bomberos distribuidos en toda la ciudad. Las unidades laboran desde las 9:00 am hasta que anochece.“Vino refuerzo de Tegucigalpa. Los rescatistas están listos para cualquier imprevisto. También tenemos puntos carreteros para brindar asistencia en la CA-13 y en el casco urbano de la ciudad”, dijo Jairo Gómez, encargado de rescate en la playa.

En marzo y lo que va de abril se han realizado 25 rescates en las playas de Tela.El Cuerpo de Bomberos pidió a los ciudadanos que sigan las recomendaciones para salvaguardar sus vidas en su visita a las playas.Luego de ingerir alimentos no se debe ingresar al agua inmediatamente, sino que se debe esperar al menos 40 minutos para evitar sufrir un calambre. Si la persona no sabe nadar debe mantenerse en la orilla y no exponer su vida. De igual modo, los que tiene conocimientos de natación no deben de sumergirse mar adentro porque la corriente cuando está “picada” puede arrastrar lejos de la costa a los visitantes, comprometiendo su vida.