Más noticias

Trujillo: piden a los turistas no sacar las estrellas de mar

Muchos turistas sacan las estrellas para venderlas y otros para tomarse fotos, y esto las estresa .La academia y la alcaldía hacen esfuerzos para conservarlas.

Con afiches en los centros públicos, restaurantes y hoteles se busca hacer conciencia a los turistas sobre la importancia de conservar las estrellas de mar. Fotos: cortesía.
Con afiches en los centros públicos, restaurantes y hoteles se busca hacer conciencia a los turistas sobre la importancia de conservar las estrellas de mar. Fotos: cortesía.

Trujillo, Honduras.

Sacarlas del mar para fotografiarlas o para venderlas como souvenir son las amenazas que enfrentan las estrellas de mar en la bahía de Trujillo.

Estos organismos que viven en los bancos de arena y las praderas marinas han sido en los últimos años los atractivos naturales de la zona. La alcaldía y la academia buscan conservarlas y establecer un equilibrio con el turismo para que no desaparezcan por la mano del hombre.

“Son varios factores que dañan las estrellas de mar, entre estos los turistas al manipularlas, ya que son organismos que se estresan, y si se sacan del agua mueren; también hay reportes de extracción para la venta como souvenir”, informó la bióloga Arlene Rodríguez, del Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (Curla), quien trabajó en un proyecto de investigación sobre estos organismos en la bahía de Trujillo.

LA-Estrelas-150419 (9)(800x600)
Estos organismos se pueden ver mediante esnórquel, también desde las lanchas, ya que las aguas son cristalinas. La academia con los alumnos de Biología cada año investiga el comportamiento de las estrellas.

Estos problemas que son permanentes aumentan con la afluencia de turistas en la Semana Santa. “No solo son turistas, sino también aquellos que llegan a los restaurantes y se llevan una estrella de recuerdo, y hay un gran un impacto porque si la gente las compra, hay una motivación para seguirlas sacando; incluso, los mismos pescadores que sirven de guía en el área han reportado, y ellos ven la necesidad de protegerlas”, indicó Rodríguez.

Las estrellas de mar se encuentran en 37 bancos de arena en toda la bahía, pero solo en el más grande se pueden apreciar. Estas dunas y las praderas marinas están a una profundidad entre 1 a 3 metros. “Lo que sí hay que tener en cuenta es que las estrellas se mueven de los bancos de arena a los pastos, y, según estudios, en otros lugares lo hacen cuando el agua está muy caliente y se mueven a zonas más profundas”, dijo. Las autoridades municipales a través de la Unidad Municipal Ambiental, han estado haciendo conciencia a las operadoras, guías turísticos y pescadores para conservar este atractivo natural sensible.

“El Curla nos hizo una gran aportación con su investigación, que ya está disponible al público, pero hay que darle continuidad y protección, que la gente no las puede tocar porque mueren”, dijo el alcalde Héctor Mendoza.