Más noticias

Estudio de Unah-vs confirma alta contaminación de los ríos

Expertos manifestaron que también se deben regular las aguas residuales de las industrias En las cuencas analizadas se encontró una alta cantidad de fosfato.

Los resultados de la investigación indican que los ríos tienen altas cantidades de contaminantes.
Los resultados de la investigación indican que los ríos tienen altas cantidades de contaminantes.

San Pedro Sula, Honduras.

Los biólogos de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-vs) presentaron ayer los resultados de la investigación sobre la calidad del agua que realizan en tres de las subcuencas en la Zona de Reserva de El Merendón.

Las muestras que tomaron son de las partes alta y baja de la cuenca de Manchaguala, en Cofradía; río de Piedras y del río Santa Ana. Midieron parámetros físicos, químicos y biológicos.

En la presentación del informe también se dieron a conocer investigaciones sobre indicadores biológicos del agua, como peces e insectos que viven en las cuencas.

Los resultados mostraron que en la parte baja de esos ríos, es decir, en la zona urbana, hay una fuerte concentración de coliformes fecales. “En el río Santa Ana se encontraron más de 72 colonias de coliformes, en Manchaguala y río de Piedras también se detectaron coliformes pero en menor cantidad, esto nos dice que esa agua no se puede utilizar porque está contaminada con heces”, dijo la bióloga Denia Requeno.

La investigadora resaltó que además de la presencia de heces también encontraron cantidades grandes de fosfato, que en su mayoría se encuentra en detergentes y otros productos de limpieza. “Lo recomendable es que la presencia de fosfato en el agua sea de 0.05, pero en las muestras se encontró un promedio de uno en las tres cuencas”, explicó.

LEA: Se unen para reforestar áreas quemadas en Siguatepeque

La bióloga resaltó lo urgente que es que la ciudad cuente con un sistema para tratar las aguas residuales, pues el impacto de contaminación es cada vez mayor.

Investigación. El Ministerio Público, a través de la Fiscalía Especial del Medio Ambiente, realiza una investigación para conocer el porqué no se empezó a construir las plantas de tratamiento de aguas residuales. Como parte de los trabajos de investigación, esta semana técnicos de la Fiscalía y biólogos de la empresa Aguas de San Pedro (ASP) recolectan muestras de los ríos para conocer el grado de contaminación y con base en los resultados procederán legalmente.

Medidas. Para el presidente de la Fundación para el Desarrollo del Valle de Sula, Martín Mayorquín, el Ministerio Público tuvo que actuar desde hace tiempo para reducir la contaminación. “Si la acción es investigativa en el sentido de contribuir a una solución, es loable la participación del Ministerio Público. Ignoramos por qué no lo hicieron en años anteriores”, dijo.

dz-rios-110419 (7)(800x600)
Personal de ASP y del MP analizan las muestras.

Mayorquín indicó que si bien las plantas de tratamiento para tratar las aguas residuales de uso doméstico son urgentes, no debe ser la única solución para reducir la contaminación de los afluentes, también se debe mejorar el sistema de alcantarillado pluvial.

“Las plantas de tratamiento de aguas residuales domésticas son importantes; sin embargo, la cuota de contaminación que producen las aguas negras domésticas es inferior a lo que produce la industria; es por eso que paralelamente debería existir una programación en la que las industrias que drenan sus aguas a los colectores o directamente a los ríos cumplan con la normativa de tratar sus propias aguas”, manifestó el presidente de la Fundación.

Marisa Mena, coordinadora de la Mesa de Ordenamiento Territorial en el Valle de Sula, estuvo durante la presentación de los resultados de la investigación en Unah-vs. “Vimos los datos de cómo están las cuencas urbanas de San Pedro Sula y con lo de las plantas de tratamiento el río Chamelecón es el más afectado, esa es una deuda de las autoridades con los sampedranos”, dijo la ingeniera.