Más noticias

Escasez de mariscos provoca que su precio siga en aumento

La langosta no se está comercializando debido a su elevado costo.

Los refrigeradores de los mercados permanecen con pocos productos de mar debido a la escasez. Algunos puestos no cuentan con todos los mariscos, en espacial jaiba y camarón. Fotos: José Cantarero.
Los refrigeradores de los mercados permanecen con pocos productos de mar debido a la escasez. Algunos puestos no cuentan con todos los mariscos, en espacial jaiba y camarón. Fotos: José Cantarero.

San Pedro Sula.

La escasez de atún que utilizan los pescadores como carnada para capturar a otras especies de mayor tamaño en el mar está provocando que no haya pesca, lo que a su vez hace que los mercados de la ciudad permanezcan desabastecidos.

El problema viene desde noviembre del año pasado. La situación está provocando que el poco productor con el que cuentan los vendedores sea comercializado a un elevado costo, lo cual es un duro golpe para la bolsa de los consumidores.

Los más crítico es que la problemática se presenta en una temporada donde hay una gran demanda de mariscos y los mercaderes dejan de percibir los ingresos por esas ventas.

“Sino tenemos no vendemos y sino vendemos no llevamos dinero para nuestras familias. Los proveedores no nos saben dar una respuesta clara. Según nos dijeron es que se están llevando el producto fuera del país”, cimentó Lucía Castro, vendedora de el Dandy.

Un mes atrás el camarón estuvo fuera del alcance de los compradores en San Pedro Sula por varios días, actualmente se encuentra pero muy poco, sin embargo, es la jaiba la que ahora está escasa consecuencia de la poca producción.

Ángela López, dijo que en su caso ha teniendo que recurrir a diferentes proveedores para poder abastecerse previo a la Semana Santa.

Manifestó que posiblemente la próxima semana ya contarán con pescado seco, mismo que se vendría entre 120 y 140 la libra, con proyecciones a aumentar conforme se acerque la época de mayor movimiento.

Precios

El costo de la tilapia es de 40 lempiras, anteriormente estaba a 35. El camarón pequeño que se vendía a 150 lempiras la libra, se encuentra a 180 y el gran entre 230 y 240 lempiras. La jaiba por unidad es cotizada a 7 lempiras y el caracol 160, este último subió 50 lempiras.

Según los vendedores el incremento continuara mientras haya escasez y desconocen hasta cuando persista.

Nelson Antonio Navarro, miembro de la Asociación de Pescadores Artesanales de Puerto Cortés, calificó de delicado el panorama, ya que la falta de pescado no solo les afecta a ellos, sino también a los dueños de puestos que no tienen nada que ofrecer a sus clientes y en especial a los propietarios de restaurantes.

Noé Cooper Rodríguez, pescador, cree que para evitar la escasez es necesario que la pesca sea regulada con vedas y no desordenadamente como se realiza .