Más noticias

Muere mamá de reconocido héroe hondureño

Doña Norma Moya falleció, pero deja en su hijo un enorme legado de solidaridad que ha trascendido fronteras

A Ramiro Ocasio Moya y la señora Norma Moya los unió no solo el vínculo de madre e hijo, sino que además el deseo de ayudar a otros.
A Ramiro Ocasio Moya y la señora Norma Moya los unió no solo el vínculo de madre e hijo, sino que además el deseo de ayudar a otros.

Estados Unidos

Ramiro Ocasio Moya, el hondureño considerado héroe por salvarle la vida a un sexagenario de las vías del tren de Nueva York, perdió al ser más importante de su vida, su madre, la señora Norma Moya.

La hondureña que dedicó su vida a la docencia y sobre todo a inculcar valores en sus hijos siempre le sonrió a la vida y aunque en los últimos días luchaba por su salud nunca dejó de mostrar su mejor cara.

Doña Norma deja un enorme legado en Honduras a través de su hijo Ramiro, quien creó la Fundación Para la Educación en Honduras (FEIH, por sus siglas en inglés), con la cual se han beneficiado cientos de niños en el país.

norma moya3(1024x768)

Sobre todo, luego de que Ramiro hiciera ese acto heroico en el subway de la ciudad de Nueva York por el que, sin pretenderlo, adquirió mayor apoyo para su labor.

Ramiro lleva en sus venas una enorme fe por la educación gracias a su madre, pues desde muy pequeño la docente le inculcó el papel trascendental que esta tiene para el desarrollo de una nación.

Mientras vivió, doña Norma apoyaba a su hijo en cada desafío pues ambos disfrutaban enormemente el placer de poder ayudar juntos a los demás. Y es que se habían convertido en almas gemelas que llevaban alegría a quien tenía la oportunidad de conocerlos.

En sus tiempos libres disfrutaban de alentar al Club Deportivo Motagua, al Real Madrid y a los Red Sox de Boston.

norma moya2(1024x768)

Aunque deja un enorme vacío en su hijo, Ramiro continuará luchando para dejar una huella en Honduras, porque así se lo enseñó su madre. Una mujer llena de nobleza y solidaridad para con todos.

Que descanse en paz, doña Norma Moya.