Más noticias

Con expertos brasileños van a combatir la erosión costera

Autoridades quieren garantizar el agua y un mejor ambiente a la población. Cuenca del río Danto tiene déficit de líquido Dentro de poco no se podrán construir pozos.

Por la erosión costera, La Ceiba ha perdido playas y propiedades. Entretanto, la cuenca del Danto está seca por la deforestación.
Por la erosión costera, La Ceiba ha perdido playas y propiedades. Entretanto, la cuenca del Danto está seca por la deforestación.

La Ceiba, Honduras.

Reforestar las cuencas, oxigenar los esteros y recuperar las playas son tres objetivos prioritarios en La Ceiba con el fin de garantizar agua y un mejor ambiente para sus habitantes en el futuro.

Cada verano, la ciudad se enfrenta a situaciones más difíciles que van desde la escasez del agua para el consumo humano hasta la muerte de especies en sus humedales por falta de oxígeno. En tanto, sus playas urbanas van desapareciendo por la erosión. Para hacerles frente a estos problemas, las autoridades municipales, la Secretaría de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas (MiAmbiente), el Instituto de Conservación Forestal (ICF), el Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Sanaa) y otros entidades estatales y privadas se han unido en una mesas de trabajo.

“Esto es un esfuerzo que debe ser mancomunado, para trabajar en las cuencas, los esteros y las costas”, explicó el regidor Gustavo Irías, encargado de la comisión de Ambiente. Uno de los problemas que más preocupa es el recurso hídrico. “Es de suma importancia hacer autosostenible los recursos naturales del municipio, desde aquí empezamos con esta iniciativa, y que sea el parámetro para empezar a reforestar las microcuencas y oxigenar los esteros”, agregó Irías.

LEA: Con curaciones rescatan pies a diabéticos en el hospital Mario Rivas

La atención a estos problemas debe ser integral, incluyendo la parte marino-costera. “Toda la playa de la ciudad tiene problemas con la erosión costera, tenemos zonas que a dos kilómetros están teniendo introducción salina, dentro de poco ya no se van a poder construir pozos”, aseguró Irías.

A corto plazo tenemos que determinar una ruta para la reforestación de las cuencas, además de ver cómo se oxigena el estero, ya que en verano mueren sus peces, y esto porque los afluentes han bajado y no hay una oxigenación”, recalcó.

En la parte costera buscarán las formas para limpiar los corales marinos. El regidor anunció que en dos meses llegarán especialistas brasileños para buscarle una solución a la erosión costera: “Ellos vendrán a mostrar la instalación de espigones, que va ser la forma artificial de ganar playas en la ciudad”.

Crisis. Alan Espinal, director regional de Sanaa, recordó que la ciudad enfrenta un déficit de agua en la cuenca del río Danto tanto por la mano de hombre como por condiciones naturales y físicas. Este año, los problemas en el sistema potabilizado empezaron antes. “Es triste ver que problemas que teníamos en abril y mayo comenzaron desde enero. Hubo un invierno que no dejó un río recuperado, con niveles muy bajos y sedimentos pétreos, dejando al río a un nivel subterráneo”.