Más noticias

JOH recorre con embajadores vestigios de Ciudad Blanca

Los diplomáticos de Estados Unidos, España y Japón, entre otros, viajaron a La Mosquitia

En la visita a la zona, el presidente Juan Orlando Henández y los investigadores mostraron a los embajadores parte de las piezas que han sido encontradas en la enigmática Ciudad Blanca.
En la visita a la zona, el presidente Juan Orlando Henández y los investigadores mostraron a los embajadores parte de las piezas que han sido encontradas en la enigmática Ciudad Blanca.

Tegucigalpa, Honduras.

En compañía de varios embajadores acreditados ante el Gobierno de Honduras, el presidente Juan Orlando Hernández visitó ayer el sitio arqueológico de Ciudad Blanca, en las selvas de La Mosquitia hondureña.

En el recorrido, el mandatario explicó a los diplomáticos la trascendencia de este descubrimiento y además amplió sobre el trabajo que se ejecuta en la zona y algunas iniciativas que se impulsan desde el Gobierno para la preservación.

El 4 de octubre de 2015, National Geographic Channel estrenó Leyenda del Dios Mono, un documental sobre la búsqueda de Steve Elkin’s para encontrar Ciudad Blanca.

En la exploración participó la encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Honduras, Heide Fulton; así como el embajador de Japón, Norio Fukuta; el embajador de España, Guillermo Kirkpatrick, entre otros.

LEA: Ruta 504: Omoa, el otro edén del caribe hondureño, ¡visítalo!

“Que el mundo vea que en Honduras emergió una impresionante civilización; Ciudad Blanca es un lugar lleno de energía, de piezas que encierran historias y que forman parte de la riqueza cultural de nuestro país”, expresó Hernández en redes sociales. El Presidente agregó que los “hondureños deben tener acceso a conocer las riquezas arqueológicas del país, por eso estamos trabajando en la construcción de museos para su exhibición y conservación”.

tc JOH 110319 (3)(800x600)
La revista National Geographic incluyó a la Ciudad Blanca en la lista de los siete grandes descubrimientos arqueológicos de 2015.

Recordó que este viernes estuvo en Copán Ruinas y la riqueza arqueológica es impresionante; “pero por motivos de preservación y seguridad, muchas no pueden ser disfrutadas por los hondureños. Eso debe cambiar. Necesitamos un mecanismo que, sin poner en riesgo esas joyas, puedan ser admiradas”.