Más noticias

Bukele deberá cumplir el proceso de unión aduanera con Honduras y Guatemala

El Triángulo Norte busca convertirse en la octava economía de América Latina.

Nayib Bukele se proclamó ganador de las elecciones presidenciales de El Salvador, la noche del domingo 3 de febrero de 2019. EFE
Nayib Bukele se proclamó ganador de las elecciones presidenciales de El Salvador, la noche del domingo 3 de febrero de 2019. EFE

Guatemala.

El nuevo Gobierno de El Salvador, que presidirá Nayib Bukele, elegido presidente el pasado 3 de febrero, deberá cumplir con el proceso de adhesión a la unión aduanera que pusieron en marcha en junio de 2017 Guatemala y Honduras en el llamado Triángulo Norte de Centroamérica.

"El proceso de unión aduanera es institucional sin importar quién sea electo", manifestó este miércoles en una reunión con la prensa en Ciudad de Guatemala el viceministro guatemalteco de Integración y Comercio Exterior, Julio Dougherty.

En este sentido, agregó que El Salvador, que se adhirió el pasado noviembre, deberá cumplir con todos los pasos que dieron Guatemala y Honduras, y que se espera que ese país esté plenamente integrado en mayo próximo.

El funcionario dijo que El Salvador debe aportar, como ya lo hicieron los otros dos países, 5 millones de dólares entre este mes y abril próximo y cumplir con al menos 63 resoluciones para estar plenamente integrado en la unión aduanera.

LEA: Nayib Bukele, el nuevo presidente de El Salvador

Dougherty reveló también que a raíz de la unión aduanera entre Guatemala y Honduras la frontera de Corinto se ha convertido en la de mayor movimiento, con el 49 por ciento de la relación comercial entre los dos países.

Además, agregó que el tiempo de cruce por esa frontera se redujo ostensiblemente y que el comercio bilateral creció un 7,1 %.

De los 906,3 millones de dólares con que cerró en 2017, el intercambio comercial alcanzó 970,6 millones de dólares en 2018, precisó.

"Vamos hacia la verdadera integración regional", resaltó el funcionario al explicar que serán nueve las fronteras que estarán en este proceso al estar plenamente integrados los tres países.

El Triángulo Norte "será la octava economía de América Latina" con el 47,3 % del producto interno bruto (PIB) de Centroamérica y con el 69,6 % del comercio regional, subrayó.

Aunque las cifras son "positivas", aclaró que hay retos en infraestructura y equipamiento para que la región siga creciendo.

El viceministro agregó que harán estudios para la creación de "puestos fronterizos ideales" para que el tránsito de personas sea más ágil y también para una Escuela de Profesionales que manejen las aduanas de los tres países.