Más noticias

Christopher Varela, el niño genio que sueña con ser el primer hondureño en el espacio

Este joven de gran coeficiente intelectual se prepara para trabajar un día en la NASA

Nueva York, Estados Unidos

Desde muy pequeño Christopher José Varela Duarte demostró un marcado interés por los astros.

El cielo sobre su pueblo natal Teupasenti, en el departamento de El Paraíso, le introdujo al mundo de las estrellas, planetas y galaxias y a partir de los dos años su vida giraba alrededor de este complejo mundo.

Ahora en Estados Unidos y con un coeficiente intelectual muy por encima del promedio, su enfoque es abrirse paso dentro de la NASA y cumplir su sueño de viajar al espacio.

Un niño muy diferente

“Desde muy chiquito notamos que era un niño muy diferente a los demás; siempre se identificó con todo lo que tenía que ver con el espacio. Apenas tenía dos años y ya se sabía los nombres de todos los planetas; a mí me sorprendió porque a tan corta edad él ya hablaba de cosas que nosotros no manejábamos muy bien, intelectualmente era muchísimo más inteligente que cualquier otro bebe de su edad, las cosas que él hablaba eran imposibles que otro infante de su edad las pudiera saber o identificar”, indicó doña Rosa Duarte, madre de José.

Para Christopher su niñez, a diferencia de lo que viven otros niños, ha sido una etapa de aprendizaje, de estudio y de crecimiento en una materia de la cual parece haber sido iluminado por alguna estrella fugaz o algún movimiento cósmico, su interés por los planetas y el espacio es muy genuino y por ello ha cambiado los juguetes por libros, bibliotecas, investigaciones y preparación para materializar, con un título universitario, su deseo.

“Cuando él tenía dos años no mostraba tanto interés por jugar y correr como otros niños, tenía una gran pasión por las matemáticas, le gustaba ver televisión, pero no caricaturas, su interés era el ver lo que sucedía en otros planetas; disfrutaba mucho de programas educativos que le pudieran dejar una enseñanza, su enfoque desde que nació ha sido el aprendizaje, el tener más fuentes de conocimiento para saciar su gran curiosidad y su nivel de entendimiento era algo que no podíamos explicar”, aseguró la orgullosa madre.

Leer y aprender

Chistopher inició como cualquier niño, pero inmediatamente los maestros empezaron a someterlo a programas avanzados, e inclusive después de clases se queda en la escuela para realizar trabajos adicionales de ciencia y de matemática avanzada, llega a casa a leer sus libros, va a la biblioteca a diario a buscar más libros, su vida es leer y aprender.

“Cuando les hemos preguntado porque él es así los maestros solo nos dicen que el actúa así porque es un genio, que es el mejor estudiante de la escuela. Ha ganado concursos dentro de la ciudad y estuvo en los laboratorios de Stephen Hawking con los científicos de allí; su sueño es construir naves espaciales y volar al espacio, cada día está más enfocado, recibe clases adicionales con el único objetivo de ser el primer hondureño en viajar al espacio”, acotó la madre hondureña desde Baltimore.

El apoyo de su padre, don José Varela y su esposa es absoluto.

Emigraron desde Honduras con la intención de brindar a su hijo la mejor educación posible, algo de lo que ellos nunca pudieron disfrutar. Las complicadas condiciones de vida en su pueblo natal apenas les permitió culminar la primaria y en los Estados Unidos se han dedicado a trabajar: Él en la construcción y ella en el cuidado de niños. Ambos esperan ver todos sus sueños realizados a través de su pequeño genio.

Niño Genio foto 1(800x600)
Christopher junto a su padre, José, quien lo apoya completamente.

Luego de dialogar con la progenitora, tuvimos la oportunidad de conversar con Christopher, quien nos comento acerca de sus constantes visita a la NASA, su vida estudiantil, sus planes a futuro y su coeficiente intelectual, de lo cual mencionó con humildad: “La gene dice que soy un poco inteligente”, para luego agregar que “me quiero dedicar a cosas que tengan que ver con matemáticas avanzadas, profundizar en el mundo de la ciencia, deseo descubrir y crear, deseo saber mucho de ingeniería para poder construir naves espaciales, deseo estudiar el espacio y diferentes elementos que se manejan en el universo”.

A continuación, algunos extractos de la conversación son el pequeño genio

¿Cómo fue tu visita a la NASA?

Fue una visita muy interesante, en esa oportunidad descubrí cosas que otras personas no pueden ver, por mi conocimiento me invitaron a pasar a diferentes áreas y departamentos donde no permiten ingresar a personas regulares. Tuve el privilegio de ver cómo realizan su trabajo y eso me inspiro a seguir con mis estudios.

Cuéntame un poco de sus habilidades

Actualmente hago muchas cosas, ahora me estoy especializando en la construcción de robots, estoy desafiando mi cerebro para crearlos, estudio cómo puedo mejorar sus funciones y otros elementos. Esto lo aprendí en un programa llamado Robotic World School de la escuela Robotic, en la que ya llevo cinco años y me he convertido en un veterano que ayuda a otros estudiantes a través de su experiencia. Ahora hago cosas simples, pero al llegar a la universidad podre trabajar con metales.

¿Qué carrera piensas estudiar al llegar a la universidad?

Sé que tengo que ir a una universidad para personas como yo, un sitio donde estén los estudiantes más avanzados y talentosos. Mi deseo es convertirme en un físico, me quiero especializar en todo lo que tenga que ver con el espacio, porque el objetivo es trabajar en la NASA. Me veo en el futuro convertido en un astronauta, viajando al espacio, visitando planetas, viendo las estrellas más de cerca.

Niño genio foto 2(800x600)
Christopher se esfuerza cada día por alcanzar su sueño de ir al espacio.

¿De lograrlo, que te gustaría llevar al espacio?

Me gustaría llevar una memoria de donde vine, llevar memorias de Teupasenti, algo de mis padres, de mis amigos, de todas las personas que me han ayudado a ser el niño que hoy soy.

¿Cuál es tu relación con los niños de tu edad?

Todo mundo se lleva bien conmigo, me preguntan cómo hacer las tareas, en ocasiones les ayudo porque me toca colaborarle a mis maestros con la educación de mis otros compañeros, busco la manera de que ellos mejoren y que sean buenos estudiantes.

¿Qué es lo que más te gusta de Honduras y con qué te sientes identificado?

Lo que más me gusta de Honduras es que es un país humilde, no somos poderosos en otras cosas, pero tenemos esa virtud, les gusta salir adelante y trabajar duro, se preocupan por su familia y amigos y buscan lo mejor para ellos. Todo lo que yo estoy haciendo es para mi familia, ellos no tuvieron las oportunidades que yo tengo y deseo sacarlos adelante, para que vivan mucho mejor y también lo hago por Honduras ya que quiero que estén orgullosos de mí.