Más noticias

Confirman que incendio de 13 carros fue provocado

“Todo indica que hubo manipulación de personas en el incendio “, según el vocero de Bomberos, Óscar Triminio.

El hecho ocurrió el miércoles en los predios de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) en Tegucigalpa.
El hecho ocurrió el miércoles en los predios de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) en Tegucigalpa.

Tegucigalpa, Honduras.

Después de hacer varias investigaciones, el Cuerpo de Bomberos de Honduras informó ayer que el incendio ocurrido este miércoles en el que se quemaron 13 vehículos en el plantel de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) fue provocado por mano humana.

El predio se encuentra en el anillo periférico, en la zona de Las Casitas, adonde permanecían estacionados decenas de automotores.

“Todo indica que hay manipulación de personas en el incendio, todas las pesquisas apuntan a eso. Estamos verificando algunos datos, como video de algunas cámaras de casas vecinas para verificar si la persona que provocó el siniestro lo hizo con dolo o sin intención de provocar la quema de los vehículos”, manifestó Óscar Triminio, vocero de la institución.

El oficial agregó que uno de los investigadores aseguró que el siniestro fue provocado, aunque siguen indagando cuál habría sido la causa del hecho, ya que podría ser provocado en un carro y el fuego se propagó a los demás.

El vocero indicó que al principio se pensaba que el fuego se extendió desde un solar baldío cerca del lugar; no obstante, esa información fue descartada.

“El tipo de flama con que se inició el incendio no era una que haya sido producto de un incendio de un lugar baldío o zacatera, por lo que creemos que el origen fue dentro del plantel”, explicó.

Triminio también expresó que con los videos que tienen en su poder los bomberos tratarán de determinar si el fuego fue provocado con dolo o intencionalmente y la vez las autoridades tratarán de identificar a los que lo provocaron. Es decir, “que por alguna circunstancia la persona que provocó el siniestro estaba prendiendo fuego en la zona y su intención quizá no era quemar los vehículos”, agregó.

En el predio adonde se suscitó el siniestro permanecían estacionados unos 71 automotores que tiene bajo su responsabilidad la Oabi, dependencia del Ministerio de la Presidencia.

Hecho.

El fuego, casi de inmediato, se expandió y redujo a cenizas los automóviles. Encargados del lugar aseguraron que no pudieron mover los carros, ya que solo el personal de la Oabi tenía las llaves.

Miembros del Cuerpo de Bomberos y de Copeco llegaron a sofocar las llamas que amenazaban con alcanzar otros carros que estaban estacionados en el plantel situado en Tegucigalpa.