Más noticias

Empresas en Honduras requieren más personal técnico y tecnológico y menos abogados

Hay exceso de abogados, economistas, pedagogos, odontólogos y farmacéuticos y faltan ingenieros, arquitectos, médicos, con habilidades en nuevas tecnologías y técnico.

Un grupo de personas busca trabajo en las afueras de una maquila.
Un grupo de personas busca trabajo en las afueras de una maquila.

San Pedro Sula, Honduras.

Más de 2.5 millones de hondureños laboran en condición de subempleo visible e invisible, problema que es originado por la saturación de profesionales en algunas áreas, la falta de trabajadores en otras y la situación económica del país, según expertos.

En Honduras, la población económicamente activa (PEA) en condición de empleo es de 4.3 millones (4,336,378).

LEA: Más inversión en las personas requieren los empleos del futuro

De ellos, más de la mitad están subempleados, revela el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples 2018, publicada el mes pasado.

“Existe sobreoferta de profesionales en Ciencias Económicas, Abogacía, Farmacia, Odontología, Pedagogía y en menor medida en las Ingenierías, Arquitectura y en Ciencias Médicas. En esta última la sobreoferta es en las dos ciudades principales del país, Tegucigalpa y San Pedro Sula. Esto debido a que los médicos quieren laborar en cualquiera de las dos ciudades”, explicó Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

El informe del INE detalla que en el país hay 582,826 personas en condición de subempleo visible y 1.9 millones (1,987,242) en situación de subempleo invisible.

ADEMÁS: El 63% de los desempleados en Honduras son mujeres

El subempleo visible se refiere a las personas que están ocupadas, pero trabajan menos de 36 horas a la semana (o sea, menos de la jornada laboral establecida) y desean trabajar más.

El subempleo invisible se refiere a las personas que trabajan más de 36 horas, pero tuvieron ingresos inferiores a un salario mínimo.

Los desempleados

Este año, al mercado laboral hondureño ingresaron más de 54,000 hondureños que buscaban trabajo por primera vez.

Según el INE, a junio de este año los desempleados representaban el 5.7% de la población económicamente activa.

LEA: Más de cuatro millones de personas trabajan en Honduras

“La desocupación se concentra en la población joven; del total de 291,048 desempleados del país, 49.4% son jóvenes menores de 25 años”, expone la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples 2018. Sikaffy afirmó que se han saturado ciertas áreas de profesionales y en contraste, en las empresas no hay el suficiente personal que necesitan.

“A nivel de educación media, los bachilleres y contadores, en función del importante número que egresan año con año, presentan un alto grado de no incorporación en el mercado laboral. También es importante considerar que los graduados de educación media o diversificado se concentran básicamente en seis carreras: Ciencias y Humanidades, Informática, Contaduría y Finanzas (antes conocida como perito mercantil), Computación, Administración de Empresas y Educación Magisterial (maestro de educación primaria)”.

Meses sin trabajo

El INE da a conocer que los universitarios desocupados pasan en promedio 5.1 meses buscando trabajo.

Mientras que las personas desocupadas con educación media pasan 3.4 meses buscando empleo.

O sea, que para quienes tienen educación secundaria o universitaria es más difícil conseguir trabajo. Irónicamente, habiendo tantos desempleados, el sector privado tiene problemas para hallar personal para ciertos puestos, lo cual indica que falta formar más profesionales en determinadas áreas.

“Por lo general, el sector privado se ve en problemas al momento de requerir la contratación de personal técnico, mismo que puede ser profesionales universitarios, de educación media o egresados de instituciones técnicas como el Infop y el Técnico Alemán, entre otros”, dice el presidente del Cohep.

Sikaffy añade: “En el área de formación profesional, el problema es que los programas de capacitación actuales no responden a los requerimientos técnicos demandados por las empresas, sino que siguen siendo asociados a actividades de comercio, servicios, producción, donde ya existe un alto grado de saturación”.

Áreas desiertas. El empresario indicó que entre las áreas de actividad económica donde se prevé que hay escasez de recursos humanos se pueden identificar la metalurgia, exploración petrolera, tecnología de alimentos, energía, vehículos de última generación

Además asegura que por las necesidades empresariales es básico desarrollar áreas como la robótica y la tecnología de la información.

Considera que las universidades del país cada vez están más decididas a incorporar carreras técnicas de corta duración (dos años), tiempo que les permite a los capacitados involucrarse con facilidades en el mercado laboral, en áreas de comercio, tecnología, salud, control de calidad, electromecánica y turismo, entre otras.

El presidente del Cohep afirma que “el mercado laboral hondureño requiere profesionales que cuenten con habilidades tecnológicas, tales como programación y desarrollo de aplicaciones, seguridad informática, entre otras”.

Sikaffy advierte que “como lo indica el reciente informe de competitividad, la innovación y adopción de nuevas tecnologías es muy baja y augura un futuro menos competitivo para nuestro país, por lo que es fundamental que el sistema educativo evolucione hacia estos campos”.

Sobrecalificados

Por la saturación en algunas áreas, algunos hondureños desesperados por hallar un trabajo se ven obligados a optar por empleos para los que en realidad están sobrecalificados.

Jorge Faraj, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), contó que hay casos que muestran la desesperación de algunos hondureños al estar desempleados.

“He conocido casos en los que se pone un aviso de empleo para el puesto de motoristas y algunos de los solicitantes que llegan son incluso licenciados en Administración de Empresas”, expresó Faraj.

El presidente de la CCIC declaró que a medida que los estudiantes se preparen en áreas y carreras adecuadas a las necesidades del mercado laboral les será más fácil hallar empleo.

“Algunas empresas tienen que preparar a su propio personal, pues no hallan profesionales con la formación que requieren”, dijo Faraj.

Ni lo básico

Luis Alejandro Caballero, presidente de la Asociación de Ejecutivos y Gerentes de Recursos Humanos de Honduras, declaró que las empresas invierten muchos recursos para encontrar los candidatos idóneos.

“Existe un divorcio entre las instituciones educativas y la empresa privada.

No están investigando en el mercado laboral qué es lo que se está demandando”.

Caballero, director de recursos humanos de Diunsa, considera que deberían crear carreras a la medida de la industria o como emprendedores.

Caballero señaló que a veces los aspirantes a un empleo no saben ni lo más básico.

“Muchos profesionales carecen del uso básico de tecnología, como Word o Excel. No pueden hacer ni una presentación”.

El gerente dijo que “Las empresas buscamos personas que den soluciones, con nuevas ideas, pero el nivel resolutivo es bajísimo. No es lógico que haya tantas personas desempleadas y a la vez tantas plazas vacantes”.

Según el Cohep, los profesionales que más son contratados por las empresas son de carreras asociadas a Psicología, Administración de Empresas, Salud Ocupacional, ingenieros civiles, arquitectos, industriales y eléctricos, así como técnicos en las áreas de informática, microfinanzas, radiotecnología, producción agrícola, técnicos en control de calidad y técnicos universitarios en desarrollo local.