Más noticias

Investigarán excesiva erogación en el contrato de nuevas placas

Se estima que el Estado de Honduras erogará alrededor de 29.1 millones de dólares.

El proyecto de Registro Vehicular, dentro del cual se encuentra el suministro de nuevas placas, es cuestionado.
El proyecto de Registro Vehicular, dentro del cual se encuentra el suministro de nuevas placas, es cuestionado.

Tegucigalpa, Honduras.

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) abrió una investigación sobre la adjudicación y manejo del contrato de fideicomiso para el suministro de las nuevas placas de vehículos tipo II adquiridas por el Estado a través del Instituto de la Propiedad (IP) y la Comisión para la Alianza Público Privada (Coalianza).

La indagación comprende la revisión del “contrato de fideicomiso del proyecto de operación, funcionamiento, financiamiento y administración del registro de la propiedad vehicular a nivel nacional e implementación de los centros de inspección vehicular, suministro de placas, otorgamiento de licencias de conducir, modernización del sistema de sanciones y la recaudación de multas”.

Las indagaciones coinciden con un amplio trabajo de investigación publicado la pasada semana por Diario LA PRENSA en el que se reveló que las nuevas chapas para carros fueron adquiridas a la empresa alemana Tonnjes a un costo 200% mayor a las actuales, lo que provocará un perjuicio al Estado de Honduras de al menos 203 millones de lempiras.

Se estima que el Estado erogará alrededor de 29.1 millones de dólares (cerca de 697.4 millones de lempiras al cambio vigente en 2013) por la fabricación y distribución de 1.3 millones de placas y pegatinas que deberán portar obligatoriamente los vehículos automotores registrados a nivel nacional, más la cantidad que se genere con el aumento de la demanda.

Con base en solicitudes de acceso a la información pública, LA PRENSA tuvo acceso al contrato del proyecto y a otra información oficial sobre los beneficios económicos y de seguridad que se argumentaron para su compra.

Del análisis realizado al contrato se pudo establecer que el juego de las nuevas placas de carros tendrá un valor de 26.57 dólares, es decir, un 191% más alto que las chapas vigentes, lo que generará una millonaria pérdida para el Estado en vista que actualmente solo se paga 9.13 dólares por el par.

Con el replaqueo del parque vehicular, los propietarios de vehículos pagarán 500 lempiras (20.8 dólares) por las dos unidades, mientras que el Gobierno asumirá la diferencia de 5.77 dólares (unos 138 lempiras).

La chapa numerada de motocicletas actualmente se adquiere a un valor de 2.96 dólares, pero por la nueva se pagará 15.58 dólares, un 426% más de lo habitual.

El jefe de investigación del CNA, Odir Fernández, confirmó a LA PRENSA que la investigación comprende también la decisión de las autoridades de trasladar el fideicomiso del proyecto.

El 6 de enero de 2014, Coalianza, el IP y la Secretaría de Seguridad suscribieron el contrato de fideicomiso del Registro Vehicular por 30 años con un banco, pero el 15 de febrero de 2016, el convenio fue cancelado y lo trasladaron a un segundo banco, bajo las mismas condiciones.