Más noticias

Hasta L5,000 de multa les caerá a padres que dejen a niños reventar pólvora

Este año, la alcaldía de la capital trabajará con el equipo de Inteligencia de Fusina para detectar los puestos adonde se comercializan explosivos.

Ya se reportan decomisos de explosivos y al menos cuatro quemados en la capital.
Ya se reportan decomisos de explosivos y al menos cuatro quemados en la capital.

Tegucigalpa.

Aunque reventar y comercializar pólvora en la capital está prohibido desde hace más de 12 años, cada año, a las doce de la noche del 24 y 31 de diciembre la ciudad retumba por los cohetes.

Para la población es una tradición hacer explotar diferentes artefactos elaborados con pólvora para celebrar la Navidad y recibir el Nuevo Año.

Pero un muchas ocasiones esta forma de festejar deja la mutilación de extremidades y dolorosas quemaduras.

Para evitar esta problemática, las autoridades de la Alcaldía Municipal informaron que redoblarán los esfuerzos para hacer cumplir la ordenanza municipal para la prohibición, tenencia, uso, producción y comercio de cohetes y pólvora.

“No vamos a permitir que se nos siga quemando el futuro de Honduras, que son nuestros niños, vamos a aplicar las sanciones más severas”, aseguró Miriam Reyes, jueza del Juzgado Municipal, en el lanzamiento de la campaña Navidad sin niños quemados.

Operativos

La Policía Nacional, Policía Municipal y Ejército unirán fuerzas para evitar que estos productos explosivos se comercialicen en las calles de la ciudad.

Reyes advirtió que las multas a los padres que permitan el uso de los cohetes a sus hijos serán de los mil a cinco mil lempiras.

En el caso de las personas que comercializan con los explosivos se aplicarán multas de los 5,000 a 60,000 lempiras, más el decomiso y destrucción de los productos.

“Se está trabajando con la Inteligencia de Fusina y la Policía Nacional para identificar la venta de pólvora en los mercados y con la Fiscalía para obtener órdenes de allanamiento para ingresar a bodegas”, reveló la entrevistada.

Esto se debe a que en la zona de los mercados de Comayagüela comienza a proliferar la venta de pólvora.

En un recorrido se constató la presencia de varios puestos en la sexta avenida de Comayagüela.

Omar Mejía, presidente de Fundación para el Niño Quemado (Fundaniquem), dijo que el objetivo de esta campaña es que no se presente ningún niño quemado. “Los padres somos los responsables de lo que hacen nuestros hijos, se debe evitar que haya niños quemados”, agregó Mejía.

Hasta el momento en el Distrito Central, cuatro personas han resultado afectadas por la pólvora, de las cuales tres son menores de edad.

En San Pedro Sula también es prohibido el uso de cohetes.