Más de 10,400 niños retornados estuvieron en el centro Belén

Los menores son atendidos por personal médico y psicológico antes de volver a sus hogares El centro funciona en la ciudad desde 2014

San Pedro Sula, Hoduras

Por cuatro años, el Centro de Atención para la Niñez y Familia Migrantes Belén, ubicado en el barrio Medina, ha ayudado a cientos de familias y menores que salen del país rumbo a los Estados Unidos en busca de mejores oportunidades.

44 MIL
menores han llegado al centro desde que se creó en 2014, de acuerdo con el último informe del Dinaf. La mayor cantidad de niños se reportó en 2014 y en 2018.

En lo que va del año, el centro atendió a 10,430 menores que retornaron de Guatemala, México y Estados Unidos. En comparación con 2017, la cantidad aumentó arriba del 50%.

Desde que llegan al país, sea vía aérea o terrestre, los menores retornados son atendidos por el personal de la Dinaf, estos les brindan alimento, luego son trasladados a Belén.

En el centro, los menores pueden estar 72 horas, sin embargo, si se da un caso donde el menor está en una situación de vulneración de sus derechos en el hogar, puede permanecer por más tiempo. “Es un centro de paso, pero si ese niño no puede estar con su familia se retiene y buscamos un mecanismo de protección para ofrecerle la medida especializada de acuerdo a su edad”, detalló Lolis Salas, titular de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf).

El sitio tiene una capacidad para 45 personas, cuenta con los estándares basados en el enfoque de derechos humanos; además hay espacios para que los menores y el núcleo familiar duerma, una sala de recreación, lugar para comer, además hay oficinas donde se brinda atención médica y psicológica. A través del apoyo de diferentes organizaciones el centro Belén fue remodelado en 2016 con una inversión de más de un millón de dólares.

dz-belen (2)(800x600)
El centro funciona en la ciudad desde 2014.

Proceso

Delmy Murcia, directora regional de la entidad en la zona norte, explicó que los niños que llegan son en su mayoría adolescentes, con edades comprendidas desde los 13 hasta los 17 años.

3,080
niños y niñas retornados desde el 13 de octubre que inició la caravana con rumbo a los Estados Unidos hasta el 13 de noviembre, establece el informe del Dinaf.

“Al ingresar al centro los menores y núcleos familiares pasan por el área de alimentos, necesitamos cubrir sus necesidades primarias, luego pasan por la zona donde se les toman sus datos personales”. Después van con los doctores y sicólogos, agregó la directora regional.

44 MIL

La Prensa