Más noticias

Trámites engorrosos, lo de nunca acabar en proyectos habitacionales

Según directivos del sector, el déficit habitacional en San Pedro Sula es de 20%, aproximadamente..

En la residencial Bosques de Jucutuma se ejecuta la tercera etapa del proyecto.
En la residencial Bosques de Jucutuma se ejecuta la tercera etapa del proyecto.

San Pedro Sula, Honduras

Agilizar los procesos en los trámites de construcción es uno de los principales puntos que deben mejorarse para avanzar en el desarrollo de proyectos habitacionales, aseguraron expertos durante el foro La vivienda y su impacto en el desarrollo del país celebrado ayer.

2,000
millones de lempiras es lo que ha invertido el Gobierno a través del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi).

La Asociación de Urbanizadores y Promotores de Vivienda en Honduras (Asuprovih) realizó el evento que contó con la participación de funcionarios del Gobierno, representantes del sector privado y directivos de la industria de la construcción.

“Seguimos teniendo el talón de Aquiles en los requisitos engorrosos que se necesitan para completar una venta”, consideró Leonardo Villegas, vicepresidente de Asuprovih.

A pesar de ello, el crecimiento de la vivienda en la ciudad ha sido un poco más dinámico en relación con 2017.

Villegas calculó que en este año han sido construidas unas tres mil viviendas en San Pedro Sula que son parte de proyectos habitacionales que se iniciaron en años anteriores. Debido a la falta de edificaciones recientes, el déficit habitacional de la ciudad es de un 20%, aproximadamente.

Obstáculo

El problema que obstaculiza el crecimiento habitacional de la ciudad es el alto costo de la tierra, consideró Osmin Bautista, directivo regional de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico).

Sépalo
Más 17,000 familias de bajos ingresos han logrado en los últimos cuatro años obtener bonos gubernamentales para comprar viviendas de tipo social en diferentes partes del país, según datos estadísticos de Convivienda.

A eso se le suma los trámites, los cuales siguen siendo uno de los mayores retos, despegar la construcción de unidades habitacionales. “Con los programas para el acceso a vivienda que el Gobierno está dando, esperábamos que los proyectos se masificarán en todo el municipio, pero aún no ha podido lograrse”, opinó Bautista.

A su criterio, es preciso que tanto el sector público como el privado trabajen de forma conjunta para identificar cuáles son los trámites que más demoran, por lo engorrosos que son los procesos.

Construcción. El Gobierno, a través de la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos (Convienda), anunció a inicios de año que la meta para 2018 era construir 10,000 viviendas en todo el país. No obstante, en la actualidad solo se han construido un 60%, según dio a conocer la comisionada de la entidad, Francis Argeñal, durante su participación en el evento. Según la funcionaria, la meta no se logró debido a un recorte presupuestario. “Esperamos que el año siguiente podamos absorber el déficiti que se genere y continuar con la meta”.