Más noticias

Vientos huracanados azotan el litoral Atlántico

La caída de árboles y postes deja sin luz a municipios de Atlántida Copeco vigila baja presión donde se inició el huracán Mitch hace 20 años. JOH promete recuperar la zona sur

El fenómeno interrumpió el tránsito vehicular en la CA-13 por varias horas y también causó daños al servicio de energía eléctrica.

La Ceiba, Honduras

Vientos huracanados derribaron árboles, techos de casas y dejaron sin energía eléctrica a varios municipios de Atlántida la noche del pasado martes.

Estos tornados se iniciaron la tarde del pasado lunes en Tocoa, Colón, adonde vallas publicitarias y árboles fueron derribados por violentas ráfagas de vientos.

En la noche del pasado martes, en los municipios de El Porvenir, San Francisco, La Masica, Esparta y Arizona, en Atlántida, los tornados crearon caos al arrancar desde las raíces varios árboles, también se cayeron postes del tendido eléctrico.

Asimismo, los techos de muchas viviendas se levantaron por el ventarrón.

“Se ha coordinado con el Sistema Nacional de Riesgos para ver de qué manera apoyamos a las personas afectadas. El paso por la CA-13 ha estado solo una vía libre, mientras se hace la limpieza y se cortan los árboles que han caídos y normalizar el tráfico”, precisó Marlon Zelaya, miembro de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) en el litoral atlántico.

Árboles arrancados con todo y raíz cayeron en la CA-13 y mantuvieron paralizado por varias horas el tráfico vehicular en algunos municipios, como en La Ceiba. Ayer, cuadrillas de la Enee restablecieron el servicio de energía, que fue suspendido por la caída de postes.

regional1d-111018(800x600)
Con todo y sus raíces, decenas de árboles fueron arrancados en cuatro municipios de Atlántida por la fuertes rachas de vientos.

Atentos

Mientras estos fenómenos están sorprendiendo la región, Copeco anunció que existe una posibilidad de que se forme en el Atlántico un sistema de baja presión similar al huracán Mitch, que justo hace 20 años afectó a Honduras.

Tras una supervisión a un albergue y reunirse con alcaldes y empresarios de la zona, el presidente Juan Orlando Hernández se comprometió a impulsar proyectos que reduzcan la vulnerabilidad en el sur.

También anunció que invitará al grupo de cooperantes a sumarse al proceso de cambio que deberá realizarse en la región y así evitar más pérdidas tanto para los habitantes como para el sector agroindustrial.