Más noticias

"En unos cinco años se pueden reparar todos los centros"

Se necesita una inversión mayor a la suma de cinco presupuestos para mejorar todas las escuelas

Marcial Solís, ministro de Educación-
Marcial Solís, ministro de Educación-

San Pedro Sula, Honduras

En los últimos años, el rendimiento académico en el sistema educativo refleja que hay un estancamiento en materias como español y matemáticas. Este año, la Secretaría de Educación registra una matrícula de 2.2 millones de alumnos en todo el país, y ante eso es necesario mejorar el sistema educativo. Esa es una de las constantes exigencias de los alumnos, docentes y padres de familia hacia las autoridades de la Secretaría. Marcial Solís, titular de esa dependencia, habló con LA PRENSA sobre los trabajos que planean ejecutar para elevar el rendimiento académico y mejorar los demás problemas educativos.

¿Cuáles son las deficiencias en el sistema educativo?

Haríamos un testamento hablando de eso, pero de manera global es que no se aplica la Ley Fundamental de Educación y sus reglamentos como deben de aplicarse; los maestros no se han interesado por conocer la ley y aplicarla.

Muchos padres, docentes y alumnos se quejan por la infraestructura de los centros, ¿cómo están?

Es una deuda pendiente, enorme, porque son muchas décadas de descuido donde por ampliar la cobertura íbamos construyendo más edificaciones y se descuidó el mantenimiento de las estructuras viejas. Este año se han invertido varios millones, pero de repente no se ve.

¿En cuánto tiempo estarán mejoradas las condiciones físicas de los centros?

Para remozar todo el aparato de infraestructura que tenemos en el país deberían pasar bastantes años, pero no solo se trata de eso, sino de la enorme cantidad de dinero que tenemos que destinar. Si el Estado lo pone quizá en unos cinco años pudiera hacerse.

¿Cuánto dinero se necesita para mejorar los centros?

Eso es mucho dinero, tal vez la suma del presupuesto de Educación de unos cuatro o cinco años, puesto que por otro lado hay que seguir construyendo centros. Todavía hay municipios que nos están diciendo que no hay colegios.

¿Cuánto centros se han mejorado este año?

En febrero teníamos priorizados unos 821 centros educativos, otorgamos 150 millones de lempiras, pero entraron otros fondos y hoy en día ya hay más de 100 centros que serán entregados y mejorado.

¿Del presupuesto de este año, cuánto se destina a mejorar los centros?

Tuvimos este año L28,000 millones de presupuesto, pero en realidad todos esos fondos se van para sueldos y gastos de operación; para financiamiento de proyectos contamos con la cooperación internacional.

¿Qué acciones ejecutan para mejorar el sistema educativo?

El tema de la infraestructura lo está manejando Idecoas. Nosotros estamos regulando y diciéndoles cuáles son los centros que deben intervenir, pero en el caso de la calidad educativa el reto es el tiempo.

Cuatro años son cortos para ejecutar la reforma educativa, por lo que tenemos el plan estratégico de educación de 2018-2030 para mejorar la calidad educativa y ver los primeros resultados.

¿Cuál es su compromiso como ministro de Educación?

Mi compromiso son en tres áreas: el primero es la brecha de prebásica, significa que en el mundo entero es la parte más importante de la educación que hay que atender, pues la educación está empezando desde las primeras edades; entonces se debe comenzar a educar desde la edad temprana y en el país estamos iniciando con diferentes programas. El segundo es la brecha de tercer ciclo y de media, los escolares después de sexto grado no quieren ir a la escuela porque el modelo educativo que estamos implementando es el tradicional y se les hace aburrido. Entonces tenemos que potenciar los centros para que se dé una educación del siglo 21, con nuevos modelos pedagógicos.

El tercero es la formación docente para capacitar a los maestros mediante la capacitación virtual. Para ejecutar las tres metas tenemosque tener tecnología, y lo otro es que debemos entrar a la calidad. No podemos seguir trabajando con una educación sin calidad y debemos motivar a los maestros.