Más noticias

“Me piden que vuelva al teatro o me saludan como tía Mame”: Elena de Larios

La actriz refiere que fue su esposo, el exalcalde Roberto Larios, quien le sugirió a Francisco Saybe incluirla en una de sus obras sin ella entererarse.

Se siente orgullosa de haber cumplido 75 años llevando una vida activa fuera del teatro.
Se siente orgullosa de haber cumplido 75 años llevando una vida activa fuera del teatro.

San Pedro Sula, Honduras.

Haber hecho el papel de una prostituta en la obra teatral Filomena Maturano le enseñó a Elena de Larios a no juzgar a otras personas sin conocerlas a fondo.

Se metió en el papel de Filomena, una mujer analfabeta, quien fue inducida por su padre a la prostitución cuando tenía 13 años. Casos como estos se dan frecuentemente en el país, pero ella los entiende mejor, según dijo.

La actriz, quien está retirada de las tablas, es la esposa del exalcalde de San Pedro Sula Roberto Larios Silva, a quien apoyó en obras sociales durante sus dos gestiones.

tm elena 090918(1024x768)
En una estancia de su residencia exhibe los afiches de sus principales obras.

Fue él quien sugirió al director del Círculo Teatral Sampedrano, Francisco Saybe, que la incluyera en una de sus obras sin ella darse cuenta.

Estaba trabajando como secretaria ejecutiva de una institución bancaria cuando llegó un enviado del señor Saybe a pedirle que se probara como actriz. Aceptó y llegó a actuar en 18 obras.

Confiesa que nunca perdió el terror escénico que la invadía antes de cada actuación. “Se me salía el corazón y me faltaba el aire cuado estaba tras bambalinas. A veces tenía pesadillas, la noche anterior, en las que se veía desconcertada en plena actuación porque se le había olvidado el diálogo. Sin embargo, el nerviosismo desaparecía cuando salía a escena.

tm elena4 090918(1024x768)
Protagonizó el drama "El milagro de Ana Sullivan".

En sus comienzos era tan escaso el público en las presentaciones que “cuando llegaban cien personas, incluidas mis familiares, nos volvíamos locos”.

Le gustaba tanto la actuación que, ni bien había dado a luz a su tercera hija, cuando ya estaba participando en la obra El Baile.

Se dio el lujo de lucir un vestuario antiguo al estilo de Brodway confeccionado especialmente por una conocida casa de modas sampedrana cuando hizo el papel de La tía Mame. “Por supuesto que en aquel tiempo todo me quedaba bien porque era flaquita”, comenta la dama de 75 años bien escondidos.

tm elena8 090918(1024x768)
Con Ricardo Funes en Té para dos.

Su última actuación fue en "Visitantes de Forest Hills", escenificada en el entonces recién inaugurado Teatro Francisco Saybe. Su apretada agenda como voluntaria social no le permite volver a los largos ensayos que requiere la puesta en escena de una obra teatral con las exigencias de Francisco Saybe.

A las 4:15 de la mañana se levanta para asistir a la primera misa de la iglesia San Vicente de Paúl en compañía de su esposo. Luego va al gimnasio “a brincar como loca” para sentirse orgullosa de su edad.

Considera que su antigua actividad teatral tiene alguna relación con su voluntariado: actuaba por la pura satisfacción de brindar entretenimiento a otros, mientras que como voluntaria busca llevar bienestar a los que más sufren.

tm elena1 090918(1024x768)
Durante un paseo con su esposo Roberto Larios Silva.

Cuando no está colaborando con el Hospital San Juan de Dios, especializado en atención de salud mental, está haciendo obras con las hermanas vicentinas o practicando yoga.

Pese a que hace veinte años dejó el teatro todavía hay personas que le preguntan por qué no vuelve a las tablas. Otras la saludan como tía Mame o simplemente le dicen adiós, Filomena.