Más noticias

Empresarios que planeaban invertir L3,000 millones se irán de Honduras

La falta de seguridad jurídica es el motivo por el que los inversionistas han decidido irse

Captura de pantalla de google maps del lugar en donde se ubica la empresa minera.

San Pedro Sula, Honduras.

Directivos de la minera Pinares, ubicada en Tocoa, Colón, de capital hondureño y extranjero, informaron que debido a los graves conflictos que han tenido en esa zona con "personas ajenas al proyecto, usurpadores de oficio", quienes este día "privaron de libertad a empleados norteamericanos e incendiaron un vehículo de la empresa" ha decidido irse a invertir a otro país.

"La compañía invirtió en cinco años más de 700 millones de lempiras en la mina. Cumplimos con todos los requisitos y permisos. Además, contamos con el apoyo de las comunidades donde se hizo el proyecto y que son los beneficiados con una generación de 2,000 empleos actualmente", aseguraron.

Explicaron que el proyecto, que incluía la construcción de la fábrica de acero más grande de Centroamérica, tiene un costo total de "3,000 millones de lempiras que impactarían de forma positiva en esa región donde no hay trabajo".

Añadieron que los inversionistas procederán a demandar al Estado de Honduras por las pérdidas millonarias que esto representa para la compañía.

Ver además: Reprograman audiencia contra exconsejeros para el 17 de septiembre

Por otro lado, lamentó que a pesar de que el gobierno promueve a Honduras como un destino idóneo para invertir "las autoridades de esta zona y un grupo con intereses particulares" ahuyente a los empresarios y limiten el desarrollo de las comunidades.

Los directivo de la empresa minera denunciaron que desde hace 40 días "sujetos que se hacen pasar por ambientalistas y que no son de la zona" llegaron a invadir la empresa y "lamentablemente las autoridades de esta zona no hicieron nada para evitarlo".

Este viernes el conflicto se agravó porque el "grupo de usurpadores llegó a atacar a los empleados de la empresa e incendiaron un vehículo. Incluso, retuvieron a un grupo de trabajadores por más de 4 horas".

"Es lamentable la inseguridad jurídica que se está viviendo en el país. Así no se puede invertir", detalló.

Los ejecutivos responsabilizó de la falta de acción al "jefe de la policía y a la fiscal por la falta de acción que generó que el conflicto se agudizara".

Concluyeron diciendo que los inversionistas acudirán a la embajada americana a pedir protección.