Más noticias

Expresidenta del Sindicato Municipal se defenderá en libertad

Ana María Ríos tiene prohibido salir del país, debe firmar en el juzgado y no puede visitar la sede del Sindicato Municipal.

Ana María Ríos y Ada Muñoz fueron llevadas de las celdas a la audiencia en sillas de ruedas. foto franklin muñoz

San Pedro Sula, Honduras

Medidas distintas a la prisión decretó una jueza de lo penal a la expresidenta del sindicato municipal Ana María Ríos, quien enfrentó ayer la audiencia de declaración de imputado por malversación de caudales públicos.

A la audiencia también llevaron a la exjefa de Control de Ingresos de la alcaldía, Ada Esperanza Muñoz Torres, quien fue directiva del sindicato y enfrenta el mismo delito.

Ana María Ríos fue capturada el miércoles. Ada Muñoz guarda prisión por otro caso, y Salomón Peña Reyes, extesorero del sindicato, fueron acusados de malversar más de cinco millones de lempiras de los fondos que aportaban los trabajadores al sindicato.

Desde las 9:00 am, Ana María Ríos permaneció en las celdas del Poder Judicial y al mediodía los penitenciarios llegaron con Ada Esperanza Muñoz, solicitada para estar en la audiencia.

En el tiempo de espera, el abogado defensor de las imputadas y regidor municipal René Altamirano interpuso una denuncia en Inspectoría de Tribunales porque, a su juicio, el requerimiento no fue presentado a la secretaría de los juzgados, sino que la jueza Mélida Castillo sin que le designaran el caso libró las órdenes de captura.

“Ella no tenía potestad para actuar, de manera que hay una manipulación y eso ha ocurrido bastante en los tribunales de lo penal en San Pedro Sula”, denunció.

A las 3:30 pm, la jueza Castillo llamó a los fiscales y al abogado defensor para iniciar la audiencia, pero Altamirano interpuso una recusación para que la togada no conociera el caso.

La jueza declaró sin lugar la recusación y decidió continuar con la audiencia de declaración de imputados.

Los fiscales expusieron la acusación basada en una auditoría de cinco años que hicieron a la administración del Sindicato Municipal.

El resultado de la auditoría indicó que había más de tres millones de lempiras sin sustento financiero, y en otros documentos secuestrados por la Fiscalía señalan que hay irregularidades en más de cinco millones de lempiras.

La jueza fijó para el 11 de septiembre la audiencia inicial en la que la Fiscalía deberá presentar las pruebas de los cargos imputados contra los tres exdirectivos del Sindicato Municipal.