Más noticias

EEUU ya ha reunificado a más de 700 niños hondureños separados de sus padres

Comisión del Gobierno volverá a viajar a Estados Unidos para conocer situación de los menores que no han sido reunidos

Una familia completa al salir de un centro de detención de migrantes en McAllen.
Una familia completa al salir de un centro de detención de migrantes en McAllen.

Tegucigalpa, Honduras

Estados Unidos ha reunificado con sus familias a más de 700 menores hondureños que fueron separados de sus padres por las políticas de migración del presidente Donald Trump.

“Tenemos más de 700 niños que fueron reunificados, algunos se encuentran con algún pariente en Estados Unidos, otros con su padre o madre”, dijo la vicecanciller hondureña de Asuntos Consulares, Nelly Jerez.

Señaló que los menores están en un proceso “de conocer si se van a mantener en Estados Unidos o van a ser enviados ambos -padre con su hijo o madre con su hijo-, a Honduras”.

La alta funcionaria indicó que 138 menores hondureños separados de sus padres en la frontera “todavía no han sido reunificados”.

Ante ello, la vicecanciller hondureña anunció que una delegación de Honduras viajará la próxima semana a Estados Unidos para conocer la situación en la que están los menores que aún no han sido reunificados con sus familias.

La misión de la Fuerza de Tarea de Atención al Migrante visitará Nueva York, Miami y la ciudad fronteriza de McAllen, Texas (EEUU), añadió.

En Estados Unidos más de 2,300 niños, en su mayoría de México y de Centroamérica, fueron separados de sus familiares desde abril pasado como resultado de la aplicación de la política de “tolerancia cero” desarrollada por el presidente Trump, pero la presión interna e internacional llevaron al mandatario a suspenderla en junio.

La semana anterior, el juez federal Dana Sabraw permitió que se procesen las peticiones de salidas voluntarias de niños migrantes retenidos en Estados Unidos y donde sus padres hayan sido deportados.

La decisión, dada a conocer en una audiencia en San Diego, se da tras el reporte de los abogados del Gobierno de Estados Unidos ingresado a esta corte y en el que informan de un número de padres repatriados sin sus hijos que han hecho estas peticiones y, por tanto, renuncian a su derecho de continuar con su proceso de asilo político.