Más noticias

Cortes de energía de ocho horas agobian a familias y pequeños comercios

El reclamo de los ciudadanos es que todas las semanas se quedan sin el servicio eléctrico por ocho horas Los pequeños comerciantes son los más afectados por las pérdidas

Carlos Cruz tiene más de 20 años de trabajar la ebanistería, un oficio con el que mantiene a su familia y el cual se ve afectado por las interrupciones semanales de energía. Fotos: Melvin Cubas.
Carlos Cruz tiene más de 20 años de trabajar la ebanistería, un oficio con el que mantiene a su familia y el cual se ve afectado por las interrupciones semanales de energía. Fotos: Melvin Cubas.

San Pedro Sula, Honduras

Carlos Cruz tiene más de 20 años de dedicarse a la ebanistería, un oficio que le permite mantener a su familia, pero últimamente se ve afectado con las suspensiones de energía eléctrica en el barrio Paz Barahona.

Cruz cuenta que al menos una vez por semana, la Empresa Energía Honduras (EEH) suspende el servicio de energía durante ocho horas.

Suspensiones para hoy
Hoy no habrá energía de 8:00 am a 4:00 pm en la Fesitranh, Santa Mónica, Las Mercedes, Río Blanco, Prieto y El Zapotal.

“Cuando no hay luz no trabajo por las máquinas. Yo produzco por pedidos, el cliente se enoja porque hay retrasos, pero no es culpa nuestra”, lamentó.

A diario, la empresa programa suspensiones en al menos cuatro circuitos, y de cada circuito dependen más de 50 barrios y colonias con unos 40 mil usuarios.

La molestia es colectiva y es reflejada tanto por pequeños comerciantes como por residentes domésticos.

“Los cortes afectan bastante. Mi mamá chequeó el contador cuando se fue la luz y cuando vino el contador iba subiendo más rápido. El recibo no viene menos, al contrario, viene más elevado”, dijo la usuaria Tatiana Alvarado.

Gloria Rivera, propietaria de una pulpería en Paz Barahona, dijo que todas las noches, para ahorrar energía, desconecta las cámaras de refrescos y cuando durante el día no tiene energía se ve afectada, porque “nadie quiere comprar refrescos calientes”.

“Un día que no supe que se iba ir la energía y que desconecté la cámara, al día siguiente solo vendí 500 lempiras”.

Añadió que su recibo de energía refleja un aumento de dos mil lempiras y su consumo es el mismo.

Deysi Tábora, dueña de una pulpería en la colonia Las Mercedes, se quejó porque en la zona, el servicio eléctrico se va al menos cuatro veces al mes de 8:00 am a 4:00 pm.

Además han sufrido de interrupciones en la madrugada de hasta cuatro horas.

“La venta me baja exagerado porque las personas se van a los centros comerciales para no aguantar calor y el recibo viene igual, nada que baja”, resintió.

Ada Luz Ramírez, también vecina de Las Mercedes, compartió que su amiga es dueña de un salón de belleza, el cual tiene que cerrar cada vez que no tiene energía.

“Ella (su amiga) se ve obligada a cerrar el salón cuando no hay luz por el calor, es un día perdido. La gente para no aguantar calor sale, en mi caso mi situación económica no me lo permite”, explicó Ramírez.

Yaneth Banegas, habitante de la colonia Santa Mónica, reclamó que el viernes estuvieron todo el día sin el servicio, y para hoy hay programada otra interrupción de ocho horas.

“Ayer (lunes) se fue la luz como a las 2:40 de la mañana y vino como a las cinco de la mañana”, aseveró Banegas.

Alejandra Rodríguez, coordinadora de comunicaciones de la EEH, dijo a LA PRENSA que en el caso de las colonias del sector norte como Las Mercedes, Fesitranh, Santa Mónica, estas dependen del circuito L205, donde se presentaron varias incidencias la semana pasada que obligaron a la suspensión de energía.

Rodríguez detalló que la red de distribución comprende 186 circuitos y más de 50 mil kilómetros de red de baja y media tensión.

Aseveró que los mantenimientos a los circuitos se hacen por partes y son necesarios para evitar daños a la red, además de garantizar su correcto funcionamiento.