Más noticias

Una decisión de China provoca que más plástico llegue al mar

En Puerto Barrios, Guatemala, son escasos los compradores de PET . Muchos ciudadanos lanzan recipientes al mar que luego llegan a Roatán.

350 vertederos clandestinos han detectado las autoridades en Izabal, Guatemala.
350 vertederos clandestinos han detectado las autoridades en Izabal, Guatemala. /

Puerto Barrios, Guatemala

Durante más de quince años, José Roberto y su mujer Flor Suárez compraron en su centro de acopio botes de plástico, pero hace dos meses recibieron una orden de la capital para que dejaran de adquirirlos.“Toda una vida estuvimos comprando plástico y ahora ya tenemos más de dos meses de no comprar. Nos dijeron que hasta segunda orden”, relata Flor Suárez.

Esta pareja, que ha vivido gracias al reciclaje, ahora solo compra chatarra de bronce, cobre y latas de aluminio.

Educación y ley
Ambientalistas consultados por LA PRENSA estiman que las autoridades de ambos países deben aprobar leyes para que los ciudadanos no lancen el plástico a las calles.

“Siempre nos vienen a preguntar si compramos plástico, nosotros les decimos que no. El comprador de la capital exportaba a China, pero nosotros no sabemos el motivo por el cual ellos no están comprando”, explica José Roberto.

A principios de 2018, China puso en vigor una ley que prohíbe la importación de 24 tipos de desechos, entre ellos el plástico, que países latinoamericanos recogían en las calles y le proveían.

Esta decisión ya está impactando negativamente en municipios guatemaltecos porque este país no posee una planta que transforme los botes y botellas de PET en un nuevo producto.

A un par de cuadras del centro de recolección de José Roberto y Flor Suárez, Karla López también compra desechos, excepto los de plástico.

“Ahora ya no hay muchos lugares que compren plástico, antes había más”, dice. “Nosotros compramos de vez en cuando a 40 quetzales el quintal de botellas claritas y que estén bien lavadas”.

Como el plástico desechable ha perdido valor en el mercado, porque China ha dejado de comprarlo, una gran cantidad de recipientes generados por los consumidores de este municipio quedan desperdigados en las calles o van a parar al mar. Periodistas de LA PRENA que recorrieron esta ciudad encontraron bolsas y botes de plástico dentro del mar, frente a los restaurantes que operan cerca del malecón.

Estos botes, que no entran por el río Motagua, igualmente amenazan el Sistema Arrecifal Mesoamericano y hasta llegan a la isla hondureña de Roatán.

Clasificación

La Municipalidad de esta ciudad porteña, que se ha propuesto mantener las calles limpias, ha instalado basureros de colores en diferentes puntos de la ciudad; pero, como sucede en Guatemala y Honduras, no todos los habitantes clasifican la basura.

Por ejemplo, a un costado de la escuela oficial de párvulos Natalia Gorriz de Morales hay tres barriles (amarillo, rojo y azul) para que los transeúntes depositen los desechos orgánicos, vidrio, plástico y el cartón, según el color. Los tres recipientes, colocados dentro de una armazón metálica, están en un lugar visible; sin embargo, muchos peatones lanzan botes y bolsas de plástico alrededor de los tres basureros. Incluso, el camión recolector de Puerto Barrios, pese a que la Municipalidad promueve la separación, transporta los desechos de la ciudad a granel hasta un vertedero.

JT-GTPLASTICO6-240818(800x600)
jt-plastico2-280818(800x600)