Más noticias

“Emigran por crimen organizado y extorsión”

El arzobispo de Tegucigalpa calificó las redes sociales de “redes fecales” porque solo transmiten “basura “.

El cardenal dijo que el “diálogo no es reunirnos para que cada uno quiera imponer su manera de pensar”.
El cardenal dijo que el “diálogo no es reunirnos para que cada uno quiera imponer su manera de pensar”.

Tegucigalpa, Honduras

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez dijo ayer en la homilía en la capital que los hondureños emigran debido al “hostigamiento” del crimen organizado, la extorsión y la falta de un empleo.

La migración irregular “no es un problema de unos pocos, es el gran problema de nuestro país”. Rodríguez se preguntó por qué tantas personas tienen que “emigrar, huir, dejar sus tierras y sus seres queridos”.

Los hondureños emigran porque “hay una situación de hostigamiento de parte del crimen organizado, el pobre sufre en los barrios la extorsión y porque se van con la alegría de poder encontrar tal vez un trabajo con el cual sustentar a su familia”, subrayó el cardenal hondureño.

Lamentó, además, que los hondureños que emigran encuentran en los países de destino “vejámenes, mutilación por caer de ese tren de (carga en México, conocido como la Bestia), o van a encontrar rechazo, cárcel y deportación”.

En su mensaje calificó de “redes fecales” a las redes sociales, ya que considera que solo transmiten “basura”.

“Se preguntaba el salmista: ¿Quién será grato a tus ojos, Señor? Y respondía: el que procede honradamente, el que obra con justicia, el que es sincero en sus palabras y con su lengua a nadie desprestigia. Parece que este salmo lo compusieron para Honduras”, dijo Rodríguez.

Dijo que en la actualidad la sociedad “ensalza las apariencias, no le importa en nada la belleza interior del ser humano”, y criticó que ahora “vivimos en una cultura de la imagen”.

“Hasta para lo político existe un asesor de imagen, ¿qué significa eso?, uno que le aconseja al candidato que sea como no es, sino como es más importante para ganar adeptos”, destacó el cardenal Rodríguez. EFE