Fiscales viajarán de nuevo a Brasil por caso Odebrecht

El propio Fiscal de Honduras fue en enero a tomar declaración de dos testigos del mayor caso de corrupción de América Latina.

Marcelo Odebrecht rindió su declaración ante el fiscal Óscar Fernando Chinchilla. Él goza de arresto domiciliario.
Marcelo Odebrecht rindió su declaración ante el fiscal Óscar Fernando Chinchilla. Él goza de arresto domiciliario.

Tegucigalpa, Honduras

Los primeros dos testigos interrogados por el Ministerio Público (MP) de Honduras en la investigación de supuestos pagos de sobornos de la Constructora Norberto Odebrecht a exfuncionarios por otorgar la construcción de dos proyectos hidroeléctricos en Honduras, aseguraron que no dieron ningún tipo de coimas.

Sépalo
Los Llanitos y Jicatuyo se iban a financiar con
$400 millones del Bcie
$270 millones de Bandes
$100 millones del Gobierno
$30 millones de Odebrecht

Los primeros dos testigos interrogados por el Ministerio Público (MP) de Honduras en la investigación de supuestos pagos de sobornos de la Constructora Norberto Odebrecht a exfuncionarios por otorgar la construcción de dos proyectos hidroeléctricos en Honduras, aseguraron que no dieron ningún tipo de coimas.

“El testimonio de los dos testigos indica que ellos no pagaron sobornos”, dijo una fuente del MP.

En enero pasado, el fiscal general, Óscar Fernando Chinchilla, y un experto de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), viajaron a Brasil a interrogar a dos imputados que se convirtieron en colaboradores de la Fiscalía de ese país en la mayor trama de corrupción en América Latina. Uno de los testigos es el propio Marcelo Odebrecht, dueño de la constructura. Estos dos testigos hicieron la negociación en el gobierno del expresidente Manuel Zelaya (2006-2009) para la firma del contrato de la construcción de las represas Llanitos y Jicatuyo, en Santa Bárbara, que iban a tener un costo de $800 millones.

La exgerente de la Empresa Hondureña de Energía Eléctrica (Enee) de esa administración, Rixi Moncada, admitió la semana pasada que ella firmó el contrato, pero que nunca recibió algún pago de parte de Odebrecht. El proyecto fracasó porque el Gobierno hondureño no puso una contraparte de $100 millones, se ha explicado.

Luego, en el Gobierno interino de Roberto Micheletti (2009-2010) y en el de Porfirio Lobo Sosa (2010-2014) se hicieron cuatro ampliaciones al acuerdo con Odebrecht. El exvocero de la Maccih, Juan Jiménez Mayor, aseveró en enero pasado que producto de la declaración de los testigos ya se habían identificado los “contactos” que tuvo en Honduras Marcelo Odebrecht para lograr la firma del contrato y sus ampliaciones.


El MP espera que fiscales viajen otra vez a Brasil a indagar a otros dos testigos protegidos para conocer si estos informan si hubo pago de sobornos a exfuncionarios hondureños.


Marcelo Odebrecht pagó $788 millones en sobornos en América Latina y Asia para que le adjudicaran contratos de infraestructura. La justicia brasileña lo condenó a 19 años de prisión, pero en 2017 se le benefició con arresto domiciliario en Sao Paolo tras llegar a un arreglo para convertirse en testigo de la Fiscalía.



La Prensa