Más noticias

Hondureño decidió vivir en la calle por supuesta violencia doméstica en Olancho

"La mujer no pudo pensar en el daño psicológico que me ha causado".

Hasta ahora, la esposa del hombre no se ha pronunciado respecto al caso. Imagen: redes sociales.
Hasta ahora, la esposa del hombre no se ha pronunciado respecto al caso. Imagen: redes sociales.

Olancho, Honduras.

En las redes sociales se ha viralizado el caso de un hondureño oficial retirado de la Policía que decidió vivir en la calle frente a la posta policial de San Francisco de La Paz, Olancho, desde el pasado viernes tras una denuncia de supuesta violencia doméstica, respecto al caso él habló esta mañana en el medio capitalino HCH.

Javier Lara (48), originario de Santa Rosa de Copán recibió a la Policía Militar con una citación de desalojo por seis meses mediante sentencia de un juez, posteriormente decidió vivir en la calle como método de protesta.

Referente al desalojo indicó: " Es un claro atropello porque no he sido escuchado. Ese mismo día iba ser echado a la calle sin haberme escuchado en un juicio. Yo apoyo que se defienda a la mujer, pero no apoyo en que se violenten los derechos un ciudadano humilde, un hombre trabajador".

De acuerdo al hombre, su pareja argumentó ante las autoridades que ella lo acusó de violencia doméstica, " yo jamás la he ultrajado. Ella aceptó frente a un juez cuando éste le preguntó si yo la había golpeado, jalado el pelo o dicho malas palabras, ella dijo que yo la había tratado como una dama todo este tiempo. Con todo esto ella ya tiene una causal de divorcio.La mujer no pudo pensar en el daño psicológico que me ha causado".

También lea: Guardia mató a su mujer porque ella le "pidió dinero para la comida" en San Pedro Sula

Lara también expone que la denuncia realizada por su pareja no tiene validez porque hace cinco meses no la ve. No tiene comunicación con ella por lo cual según él no existe intimidación.

El oficial en retiro agrega:" la acusación de ella es falsa, yo no puedo ocasionar violencia doméstica por cambiar un llavín de mi casa. Esas son las pruebas que mi esposa tiene, pero no vio, en ese momento ella estaba de vacaciones. Alejó a mis hijas y las tiene en mi contra. Yo lo que hice hace 18 años fue darle amor puro. No tengo dinero ni trabajo. Fui echado vilmente a la calle, sin preguntarme si tenía un cinco para irme o preguntarme si tenía un lugar donde quedarme. No puedo entrar a mi casa, la cual construí cuando estuve trabajando en los Estados Unidos".

Según Lara, su mujer no le sacó sus cosas a la calle, la cama en la que duerme bajo la intemperie tuvo que sacarla fiado en un centro comercial y aún no la ha pagado.

"Yo estoy viviendo en la calle para que exista algo, que las leyes no atropellen a una persona por ser humilde". La gente me ha apoyado porque me conoce. No tengo ninguna denuncia, jamás me han apresado".

El hombre cuestionó el por qué el juez no lo fue a desalojar a su casa y por qué su pareja no le quiso entregar sus cosas y agregó que él no sido vencido en juicio y que mañana jueves debe presentarse a una audiencia relacionada con esta problemática.

Hasta ahora, la esposa del hombre no se ha pronunciado respecto al caso.