Él pidió a Roma la investigación, dice exobispo

Monseñor Juan José Pineda niega acusaciones en su contra y dice que empezó a percibir clima hostil en su contra.

El padre Juan José Pineda dice que se defenderá.
El padre Juan José Pineda dice que se defenderá.

Tegucigalpa, Honduras.

El exobispo auxiliar de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, Juan José Pineda Fasquelle, negó ayer las acusaciones vertidas en su contra una vez que el papa Francisco aceptara su renuncia al puesto que desempeñó por 13 años.

“No ha habido nada en contra mío que yo entienda, en la Santa Sede ningún tipo de acusación ni de suspensión de mi ministerio, ni de mi vocación, ni nada parecido, entonces eso es lo que el Santo Padre me notificó”, declaró en una entrevista que concedió al programa TN5 Matutino.

El prelado agregó: “No tengo miedo, ni ningún reparo, pero hagan las cosas como deben ser”.

Admitió que sí se dio una visita apostólica enviada por el sumo pontífice a la Arquidiócesis de la capital hondureña; pero precisó que fue él quien la solicitó hace dos años, de la que hubo filtración de la información.

“No sé exactamente qué fue lo que ocurrió, pero empecé a percibir un clima un poco hostil para conmigo, entonces no quiero vivir en una situación así y tampoco quiero que los demás vivan con esta hostilidad”, destacó Pineda Fasquelle.

De acuerdo con publicaciones de medios religiosos del mundo, el otrora obispo ha sido señalado por conductas sexuales inapropiadas contra seminaristas, así como de mala gestión financiera. Tras ser admitida su dimisión, el prelado divulgó una carta en la que pidió oración, misericordia, incluyendo perdón.

Defensa

“Si alguien tiene algo de que acusarme, que lo haga en las instancias judiciales; yo demostraré porque tengo derecho a la defensa”, dijo.

Pineda Fasquelle relató que el papa Francisco le expresó que “tú sigues siendo misionero, sacerdote y obispo, lo que pasa es que ya no eres, porque tú lo pides, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Tegucigalpa”.

La Prensa