Más noticias

Mueren siamesas hondureñas que compartían corazón e hígado

Jennifer Pamela Martínez (27), madre de las niñas, agradeció a Dios por el tiempo que se las prestó.

Las siamesas nacieron con una cardiopatía compleja.
Las siamesas nacieron con una cardiopatía compleja.

Tegucigalpa, Honduras

Las siamesas que compartían corazón e hígado fallecieron en las últimas horas en el Materno Infantil del Hospital Escuela de Tegucigalpa.

Las niñas hondureñas que nacieron el pasado 5 de junio compartían dos órganos vitales, el corazón e hígado.

Miguel Osorio, el portavoz del Hospital Escuela, informó que las bebes identificadas como María José y María Fernanda murieron en horas de la madrugada.

La pequeñas permanecían conectadas a oxígeno artificial ya que nacieron con una cardiopatía compleja y también compartían el hígado.

Osorio dijo que el pronóstico de los especialistas para las dos hermanas era complejo ya que no podían ser sometidas a una cirugía de separación porque nacieron compartiendo uno de los órganos vitales como es el corazón.

Jennifer Pamela Martínez (27), madre de las niñas, agradeció a Dios por el tiempo que se las prestó y a la solidaridad de los hondureños.

Los cadáveres serán trasladados hasta el municipio de Sonagera, departamento de Colón, donde se les dará sepultura.