Más noticias

Peligra la llegada del barco más grande del mundo a Roatán por daño al muelle

Reparaciones deben comenzar antes de mayo para que atraque sin problemas el Allure of the Seas.

El crucero destruyó el dolphin, la pieza de donde  amarran la proa. Ahora, está bajo agua.
El crucero destruyó el dolphin, la pieza de donde amarran la proa. Ahora, está bajo agua.

Roatán, Honduras.

Puerto de Roatán ha cifrado de manera preliminar en $10 millones (L238 millones) los daños ocasionados por el crucero MSC Armonia tras impactar en el muelle el pasado martes.

Esta cantidad, cuantificada por el consejo administrativo del Puerto de Roatán, concierne solamente a la destrucción del 17% de la estructura que medía 205 metros de longitud antes de que el buque de 274.9 metros de eslora se estrellara en el concreto.

El martes, aproximadamente a las 8:17 am, el MSC Armonia, que pesa 6,909 toneladas, impactó abruptamente contra la cabeza del muelle en el momento que el capitán se aproximaba para ejecutar el anclaje.

Kenia Lima, presidenta del consejo administrativo del Puerto de Roatán, informó a LA PRENSA que el crucero afectó “uno de los principales dolphin de atraques y aproximadamente 35 metros del muelle” y ahora esta parte “toda está bajo el agua”.

El MSC Armonia, que llegó de La Habana, Cuba, tenía que zarpar la tarde del martes hacia Belice, pero por experimentar daños en el casco, abandonó la isla hasta la madrugada de ayer.

El capitán levantó anclas hasta que la compañía aseguradora se comprometió ante Puerto de Roatán a asumir las responsabilidades por los daños causados por el barco.

“Las autoridades de la Marina Mercante pudieron corroborar los daños ocasionados a la infraestructura portuaria posibilitando la salida del buque en la madrugada del miércoles, luego de que la empresa aseguradora de MSC otorgase una carta de compromiso por los daños ocasionados por la embarcación”, informó Puerto de Roatán en un comunicado.

MSC Armonia, con unos 1,800 pasajeros a bordo, llegó a las 11:26 am de ayer a Belice, pero dejó una estela de destrucción y una cadena de perjuicios económicos a la compañía portuaria y a la isla.

“La pérdida más sustantiva es que para el 10 de mayo estábamos listos para recibir el Allure of the Seas, el barco más grande del mundo. Al menos que podamos reconstruir en tiempo récord, es casi imposible ahora”, dijo Lima.

Allure of the Seas, que transporta 7,400 pasajeros, y otros 10 barcos de gran calado han suspendido la visita a Roatán hasta que el muelle sea reconstruido.

“Ya tenemos 10 cancelaciones confirmadas”, confirmó Lima.

Sin embargo, cruceros de menores dimensiones podrán atracar sin problemas en este muelle situado en Coxen Hole, Roatán.

Entre el 11 de abril y 24 de mayo, Puerto de Roatán tenía calendarizada la llegada de 17 cruceros que, en suma, incluyendo el Allure of the Seas, llevarían unas 40,000 personas a la isla.