Trujillo se repone en cuarta temporada de cruceros

La ciudad logró cumplir las recomendaciones de las compañías después de duras críticas. Ayer llegó el último crucero de la temporada con pasajeros, en su mayoría alemanes.

El buque Artania, procedente de Boca del Toro, Panamá, llegó ayer por primera vez a las costas de Trujillo con 1,497 personas a bordo.
El buque Artania, procedente de Boca del Toro, Panamá, llegó ayer por primera vez a las costas de Trujillo con 1,497 personas a bordo. / Fotos: Samuel Zelaya

Trujillo, Honduras.

Esta ciudad ya tiene confirmada la llegada de unos 10 cruceros para el período 2018-2019, anunciaron ejecutivos del puerto Banana Coast al culminar ayer la cuarta temporada de cruceros para este destino.

La temporada inicia a finales de año, por lo que hay oportunidad de aumentar ese número.

Con expectativas claras y resultados alentadores, Trujillo ha logrado cumplir casi en su totalidad la mayoría de los requisitos exigidos por las compañías de cruceros después de evaluar su primera llegada a este destino en 2014.

Por una deficiencia en logística, desde calles sucias, desorden vial, falta de higiene en algunos lugares, mal estado de carreteras, la compañía Norwegian Cruise suspendió la llegada de sus 40 cruceros en aquel entonces. En la primera temporada 2014-2015 recibió cerca de 60,000 turistas que llegaron a bordo de unos 50 cruceros.

Desde entonces, la llegada de cruceros se vino abajo, pero los esfuerzos de las autoridades locales y estatales y el puerto Banana Coast fueron mayores por mejorar las condiciones de este destino. “Estamos muy satisfechos porque hemos visto un repunte, pues habíamos bajado. En cada temporada ha habido apoyo de la ciudadanía y de las autoridades locales y nacionales con el mejoramiento de las vías de comunicación y en el manejo de la basura también”, dijo Hernán Batres, gerente de la terminal de cruceros.

Los cruceristas disfrutaron caminar por la ciudad.


Ayer llegó por primera vez a las costas de Trujillo el Artania, el último de los 10 cruceros que programaron su llegada en 2017-2018. Con 964 pasajeros y 533 tripulantes a bordo, en este crucero de lujo viajan turistas alemanes, quienes pidieron conocer el casco histórico de Trujillo y disfrutar del mar y sus playas.

“Estamos dando por concluida la cuarta temporada de cruceros en el Banana Coast, acá en Trujillo, y vamos para arriba, ya estamos en pláticas para la próxima temporada. Hemos asistido a las ferias de cruceros internacionales; ya hay unos cuantos cruceros reservados, tenemos confirmaciones de ocho a 10 buques, seguiremos buscando y esperamos siempre el acompañamiento de la autoridades y de la población en general”, anunció Batres.

El alcalde Héctor Mendoza aseguró que la industria de cruceros ha hecho despegar el turismo de Trujillo en los últimos cuatro años. “Eso nos ha posicionado a Trujillo, el nombre de la ciudad a nivel mundial más que todo por estos cruceros”, añadió.

Entre los retos todavía están “mejorar esos pasos de servicio al cliente, hacer más eficiente la atención en este destino turístico. Se ha trabajado en mantener a la ciudad más limpia y más aceptable, se han hecho grandes esfuerzos por mejorarla. El reto es tener lugares más aceptables que se puedan visitar”, remarcó el jefe edilicio.

La mayoría de los pasajeros visitó la iglesia católica.

La Prensa