Jueza analizará pruebas y dará mañana resolución de “Mi Rosa”

La togada en materia de corrupción resolverá si el escándalo de la “Caja chica de la dama” pasa a juicio oral y público. La ex primera dama no asistió a la deliberación de ayer.

El viernes, la ex primera dama llegó esposada de pies y manos, pero se le vio sonriente.
El viernes, la ex primera dama llegó esposada de pies y manos, pero se le vio sonriente.

Tegucigalpa, Honduras

El juzgado de letras penal con competencia nacional en materia de corrupción resolverá hasta mañana si dicta auto de formal procesamiento o declara absuelta a la ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo y su cuñado Mauricio Mora por el caso de latrocinio denominado la “Caja chica de la dama”.

Tras la culminación ayer de la audiencia inicial contra los imputados, que se prolongó dos días, la jueza que conoce del caso, Vera Barahona, consideró que requería tiempo analizar las pruebas incriminatorias y de descargo presentadas por las partes y sus respectivas conclusiones para dar un fallo, por eso determinó anunciar la resolución hasta mañana a las 3:00 pm.

La ex primera dama no estuvo en el segundo día de la audiencia, ya que su presencia en esta etapa procesal no es obligatoria, por lo que se mantiene recluida en la Penitenciaría Nacional Femenil de Adaptación Social (PNFAS) en Támara, Francisco Morazán, adonde la remitieron con prisión preventiva el 28 de febrero cuando la aprehendieron.

Trama
La Ufecic investiga la posible malversación de 94.6 millones de lempiras manejados por la ex primera dama, en los que están incluidos los L12 millones que supuestamente desvío a una cuenta personal.

Tampoco asistió Mauricio Mora, quien está privado de libertad en la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto.

Rosa Elena es esposa del expresidente Porfirio Lobo (2010-2014) y durante ese cuatrienio dirigió el Despacho de la Primera Dama.

A Bonilla de Lobo y su cuñado los acusa la Unidad Fiscal Especial contra la Impunidad de la Corrupción (Ufecic), del Ministerio Publico (MP), de ser autores de una red de lavado de dinero proveniente del Despacho de la Primera Dama.

El caso

En el requerimiento fiscal se les imputó a ambos nueve delitos de malversación de caudales públicos, lavado de dinero y asociación ilícita.

De acuerdo con la acusación, Bonilla de Lobo sustrajo 12 millones de lempiras de una cuenta del Despacho de la Primera Dama el 22 de enero de 2014, cinco días antes de dejar el cargo y luego los depositó en una cuenta personal. Posteriormente, indica el requerimiento, Rosa Elena utilizó el dinero para gastos personales, que incluyeron pagos de colegiaturas de sus hijos, según la investigación de la Ufecic.

JF ROSA 040318 (2)(800x600)
Los abogados de la ex primera dama y Mauricio Mora presentaron pruebas de descargo para desvanecer los señalamientos.

Por su parte, Mauricio Mora, exdirector de la Unidad de Desarrollo Comunitario (Udeco), fue un “colaborador necesario” para que esta triangulación se realizara, en relación con el requerimiento.

En caso de que se les dicte auto de formal procesamiento a Bonilla de Lobo y Mauricio Mora, ambos permanecerán recluidos a la espera de que, en 15 días, se celebre la audiencia preliminar, donde se determinará si el caso se eleva a juicio oral y público o son sobreseídos, según el Código Procesal Penal.

Zapateros la hundieron. El dos de marzo, primer día de la audiencia inicial a la que sí asistió Rosa Elena, dos testigos protegidos indicaron que por instrucciones de funcionarios del Despacho de la Primera Dama, que dirigía la esposa del expresidente Lobo, firmaron contratos ficticios para la fabricación de zapatos, los cuales no entregaron a los destinatarios y en otros casos fueron sobrevalorados.

Los contratos los elaboraron para cumplir metas del programa Uniformando y calzando los niños, una iniciativa que, según la Ufecic, fue parte de la trama de lavado de dinero orquestado por Rosa de Lobo.

Las otras pruebas presentadas por la Ufecic consistieron en 22 documentos y dos peritajes o análisis financieros.

Parte de las pruebas de la entidad acusadora las facilitó el Consejo Nacional Anticorrupción, que en los últimos años ha presentado denuncias relacionadas con el caso ante el MP. La Ufecic recibe el respaldo de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), de la Organización de Estados Americanos (OEA), para investigar redes de corrupción.

La apoderada legal de le ex primera dama, la abogada Rosa Elena de Martínez, criticó que el requerimiento de la Ufecic está mal planteado porque la acusación tiene tipos penales que no aplican contra su representada, pero no dio mayores detalles.

“Hay errores de calificación, errores de fondo y del propio estudio del derecho penal y procesal en este caso”, apuntó.

La togada aseguró que la ex primera dama ejecuto y liquidó todos los fondos que se le asignaron.

La Prensa