Penas por maltrato animal son de hasta 5 años de prisión

Las multas por crueldad con los animales pueden ser de 10 hasta 25 salarios mínimos.

La ley creó el Consejo Nacional de Protección y Bienestar Animal como instancia nacional de concertación y consulta en cuanto a las políticas sobre el trato animal.
La ley creó el Consejo Nacional de Protección y Bienestar Animal como instancia nacional de concertación y consulta en cuanto a las políticas sobre el trato animal.

San Pedro Sula, Honduras

En el año 2016 entró en vigencia en Honduras la Ley de Protección y Bienestar Animal y en dicha legislación se estipulan penas que pueden llegar incluso hasta los cinco años de cárcel para las personas que cometan maltrato contra los animales.

En el artículo 32 de la ley, el cual se denomina “delito de maltrato”, se especifica que “a quien intencionalmente maltrate animales, provocándoles la muerte, se sancionará con pena de reclusión de tres a cinco años y multa de 10 a 25 salarios mínimos”.

Aunque en el país muchas personas actúan de forma ajena a esta legislación, en ella se especifica que el incumplimiento de las obligaciones, prohibiciones y requisitos establecidos en la ley son objeto de sanciones administrativas, civiles o incluso penales, conforme sea el caso.

Registros
La inscripción de animales silvestres inició el 22 de noviembre del año pasado y tiene una duración de seis meses.

Regulación

Desde noviembre del año pasado, el Instituto de Conservación Forestal (ICF) empezó un intenso trabajo para realizar un registro a nivel nacional de la fauna silvestre que se encuentra en posesión de personas.

La gente que tiene animales silvestres debe registrarlos en el departamento de Vida Silvestre de la institución y cumplir con los requisitos de ley.

“Las personas que tengan animales silvestres en su posesión deben efectuar la inscripción del animal ante el ICF, mantenerlo en condiciones higiénico-sanitarias realizando cualquier tratamiento que sea obligatorio y suministrándole la atención y asistencia médico-veterinaria”, indican autoridades de la institución, y añaden: “Asimismo, se debe solicitar ante el ICF una guía de movilización para el desplazamiento a nivel nacional y contar con un espacio suficiente y adecuado para moverlos”.

Sin embargo, el ICF advierte que no son todos los animales silvestres los que se les permite tener a las personas.

“Queda terminantemente prohibido la tenencia de animales silvestres potencialmente peligrosos bajo la modalidad de mascotas, como ser cocodrilos, caimanes, serpientes venenosas, monos cara blanca, monos araña, monos aulladores, ocelotes, tigrillos, jaguares, pumas y panteras”, aclaró el ICF.

CP Animales6 040318(800x600)
Los animales que están en situación de estrés pueden mostrar conductas extrañas o violentas.

Mensaje

Ramiro Zamora, quien labora como promotor social en pro de la defensa de animales, considera que en la actualidad existe más conciencia sobre el buen trato que merecen los animales, pero lamentó que siempre hay algunas personas que practican la crueldad contra estos seres.

“Quien adquiere un animal debe cuidarlo, alimentarlo y tratarlo con cariño. Son seres vivos que merecen un buen trato”, indicó.

La Ley de Protección y Bienestar Animal detalla que existen infracciones leves, graves y muy graves.

Las infracciones muy graves en dicha ley son el maltrato de los animales que les cause la muerte, la venta de animales con enfermedades infectocontagiosas, realizar actos de zoofilia, la venta de animales para experimentar sin la debida autorización, la esterilización o el sacrificio de animales sin control médico-veterinario y la organización y celebración de espectáculos que impliquen pelea y maltrato entre los animales y que les origine dolor.

Las infracciones graves, conforme a la Ley de Protección y Bienestar Animal, son el trato cruel a los animales que les cause dolor o lesiones, la venta de animales exóticos o silvestres, la tenencia de animales peligrosos sin las debidas medidas de protección, arrollar y abandonar a un animal de manera dolosa y el abandono malicioso o injustificado de estos.

Mientras que las infracciones leves son el trato indebido, la venta, cesión o donación de estos a menores de 18 años, no mantenerlo en buenas condiciones higiénico-sanitarias, mantener a los animales en instalaciones o espacios inadecuados, no proporcionar a los animales la alimentación, la venta ambulante de animales en infracción a lo regulado, la cría o comercialización de estos sin cumplir los requisitos pendientes y no recoger de inmediato los desechos de su animal en la vía pública.

Animales también pueden sufrir por las depresiones

El buen trato y brindarles a los animales un espacio adecuado para vivir es fundamental para que estos no sufran depresiones, señalan los expertos.

Según explican docentes de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam): “La depresión es el estado final de un estrés crónico; en el caso de los animales, este trastorno se manifiesta con conductas extrañas, en ocasiones, incremento de la agresión sin razón aparente”, indican.

La Prensa