Más noticias

Integran junta de convocantes para acercar a políticos al diálogo nacional

La Iglesia Católica, empresarios y experimentados políticos piden un facilitador de la ONU.

Destacadas figuras de la sociedad como Jorge Yllescas, el padre German Cálix, Olban Valladares y Eduardo Facussé ya integran la junta.
Destacadas figuras de la sociedad como Jorge Yllescas, el padre German Cálix, Olban Valladares y Eduardo Facussé ya integran la junta.

Tegucigalpa, Honduras.

Ya comenzaron los acercamientos entre diferentes sectores para comenzar el diálogo nacional.

La junta de convocantes que propuso la semana anterior la Pastoral Social Cáritas de Honduras ya fue conformada.

Se conoció ayer que destacadas y respetadas figuras de la sociedad hondureña ya integran la junta que busca lograr acuerdos de paz para Honduras.

Este grupo de siete personas es el mismo que viene trabajando desde hace varios años junto a la Iglesia Católica en diferentes temas y se denominan “Ciudadanía activa”.

Sus integrantes son los empresarios Juan Ferrera y Eduardo Facussé, el excomisionado nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) Leo Valladares y el analista y economista Jorge Yllescas.

También participan el integrante de la sociedad civil y militante del Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (Pinu-SD) Olban Valladares, el excandidato presidencial del Partido Demócrata Cristiano de Honduras (PDCH) Efraín Díaz Arrivillaga, y como coordinador, el secretario ejecutivo de la Pastoral Social Cáritas de Honduras, German Cálix.

El padre Cálix fue delegado por la Conferencia Episcopal para conformar la junta de convocantes y lograr la aproximación entre las partes. Además de los siete integrantes que ya están trabajando, la junta tiene alrededor de otras 15 personas en lista que podrían ser integradas.

El padre Cálix confirmó que desde el lunes anterior comenzaron a dialogar con los dirigentes de los diferentes partidos políticos que podrían participar en el diálogo.

Acercamiento

“Se han tenido varias reuniones con diferentes personas, como políticos, y se van abriendo espacios. Creemos que hay voluntad realmente de arreglar las cosas de manera pacífica por medio del diálogo”, declaró el religioso.

La principal acción que desarrollaron fue elaborar una solicitud para que el Poder Ejecutivo haga una formal petición a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que nombre un facilitador internacional que permita lograr acuerdos entre las partes. De momento no hay perfiles de quien podría ser ese facilitador, ya que primero el Gobierno de Honduras debe hacer la solicitud y luego la ONU escoge entre sus expertos a la persona que pueda realizar la facilitación.

Sobre las propuestas de figuras reconocidas y expresidentes de América, Cálix detalló que de momento no se están haciendo valoraciones de esos perfiles, porque se está apelando al apoyo de las Naciones Unidas.

El trabajo que está desarrollando la junta de convocantes -explicó Cálix- no es facilitar el diálogo, sino que acercar a las partes y ayudar a que un mediador pueda llegar y hacer su trabajo con mayor facilidad. Los sectores que serán convocados, aparte de los políticos en conflicto, serán el Congreso Nacional, la sociedad civil y las organizaciones que quieran integrarse.

“El grupo en sí lo que está haciendo es abriendo las puertas para que no cerremos los caminos del diálogo, sino que descubramos y despertemos la disponibilidad para que las partes se puedan encontrar, admitiendo el conflicto”, detalló el cura.

La ventaja de los integrantes de la junta es que todos son personas conocedoras de la realidad del país, empresarios y expertos en política con mucha experiencia.

La primera reunión que tuvieron los integrantes de la junta de convocantes con los sectores en conflicto fue con la Alianza de Oposición.