Secretaría de Derechos Humanos comenzará funciones el 27 de enero

Entre las prioridades está la de continuar con las puertas abiertas con todos los organismos

La nueva secretaría velará por los derechos de todos los hondureños, incluyendo quienes protestan de forma pacífica.
La nueva secretaría velará por los derechos de todos los hondureños, incluyendo quienes protestan de forma pacífica.

Tegucigalpa, Honduras

Para velar por el respeto de los derechos humanos de los sectores gubernamentales y no gubernamentales, y ante la coyuntura que vive el país, el presidente Juan Orlando Hernández anunció el inicio de funciones de la nueva Secretaría de Derechos Humanos.

La entidad, que actualmente funciona a nivel subsecretaría dentro de la secretaría de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización, iniciará operaciones el 27 de enero.

Reaparece en la estructura administrativa del Estado con una estrecha relación con la oficina de Derechos Humanos que tiene en el país las Naciones Unidas.

“La Secretaría de Derechos Humanos inicia el 27 de enero; he decidido nombrar al funcionario esta semana y tendrá un respaldo financiero propio de 96 millones de lempiras anuales”, informó Hernández.

Entre las prioridades de la nueva secretaría están la de continuar con la política de puertas abiertas con todos los organismos y mecanismos de monitoreo de derechos humanos, tanto del sistema universal como del interamericano. “En las prioridades se busca fortalecer medidas de seguridad y fortalecimiento de las políticas de protección para los defensores de derechos humanos, periodistas, comunicadores sociales y operadores de justicia”, afirmó Hernández. Para el mandatario, “es vital fortalecer el proceso de comunicación y el constante diálogo entre Gobierno y la sociedad civil de derechos humanos, dando sostenibilidad a los espacios que se han creado”. Hernández es del parecer que las víctimas también tienen derechos humanos que el Estado debe proteger. En la doctrina tradicional, la regla general dice que solo los Estados atropellan los derechos fundamentales, pero “si existe un grupo armado en algún lugar de Honduras, que violenta derechos como la vida, el derecho al trabajo y al libre tránsito, ¿estará violentando los derechos elementales, aunque no sea un grupo del Estado?”, preguntó el gobernante.

“Creo que los hondureños debemos comenzar esos debates”. Este tipo de violaciones se dan sobre todo cuando alguien quiere ir a trabajar y no le permiten el paso”, mencionó.

La Prensa