Crispy: la peligrosa droga que ya se consume en Honduras

Estudios indican que esta drogra es 15 veces más potente que la marihuana.

El 'Crispy' se distribuye en pequeñas bolsitas plásticas.
El 'Crispy' se distribuye en pequeñas bolsitas plásticas.

San Pedro Sula, Honduras.

Sin ningún control ni censura, en las radios y televisoras hondureñas suena una canción del cantante Farruko y Bad Bunny que dedica todos sus versos al consumo de una droga conocida como "Crispy", una variante de la marihuana. Hasta ahora para muchos sólo se trataba de una canción; sin embargo, las autoridades hondureñas decomisaron este día una cantidad no especificada de la droga en el centro de San Pedro Sula.

Esta nueva droga, conocida como "creepy" en inglés, es 15 veces más potente que la marihuana normal ya que proviene de la mezcla de las plantas de cannabis y de coca. Esta combinación la hace mucho más fuertes que otros tipo de plantas alucinógenas por el grado de concentración de sus componentes.

También las autoridades hondureñas indicaron que el "Crispy" es considerada una "droga gourmet, ya que su sabor es dulce y su olor agradable porque es cultivada a grandes alturas sobre el nivel de mar que la hacen más fina y costosa para los consumidores.

Este tipo de alucinógenos son muy peligrosos especialmente para los más jóvenes que se teme ya estén en contacto con esta droga que es común en otros países pero no en Honduras.

De acuerdo a estudios recientes, la maduración cerebral de una persona concluye entre los 22 y los 24 años por lo que consumir estupefacientes a edades muy tempranas puede provocar inhibición en el fortalecimiento de los circuitos neuronales que puede derivar problemas cognitivos y conductuales.

LEA MÁS: Decomisan nueva droga "Crispy" en el centro de San Pedro Sula

Peligro inminente

El "Crispy" es una droga altamente adictiva ya que, a diferencia de otras variedades de la planta, libera mucha más dopamina en el cerebro, un neurotransmisor que provoca alegría, desinhibición y, en algunos casos, falta de cansancio y una mayor facilidad para concentrarse.

También tiene un 70% más de sustancias cancerígenas que la marihuana común y a corto plazo produce alteración de la memoria, de la concentración y de las funciones superiores como el cálculo.

Los fumadores crónicos de cannabis a menudo sufren de bronquitis y otras afecciones pulmonares.

Además es importante saber que el uso ilimitado de drogas produce cambios en el estado de ánimo; las personas sufren tristeza, desmotivación y falta de energía, pierden el interés en actividades que antes les agradaban, dejan de asearse y duermen mucho tiempo e inevitablemente experimentan cambios en su conducta, se vuelven irritables y poco tolerantes a la frustración.

LEA MÁS: El trap: el oscuro género musical que acecha a la juventud de Honduras

La moda y el cosumo de drogas

Como es natural, la persona joven siempre está buscando satisfacer su sentido de pertenencia a través de un grupo social que a su vez siguen conductas planteadas por ejemplos a seguir que generalmente son personajes populares de la televisión y ahora de internet.

En los últimos años la censura a este tipo de personajes es casi nula ya que no existe un ente regulador del contenido distribuido a través de redes sociales por lo que dichas "estrellas" hacen casi cualquier cosa, como drogarse abiertamente o realizar comportamientos inadecuados, frente a una cámara.

Debido a esto, los psicólogos recomiendan a los padres mantener comunicación constante con sus hijos y monitorear lo que consumen a través de los medios de comunicación y redes sociales, no para controlarlos, sino para brindarles una guía adecuada sobre los riesgos que corren si copian o emulan las letras de canciones del género trap, hip hop o reguetón.

La Prensa